Sudáfrica solicito a Gran Bretaña que le sea devuelto la gran estrella de África, considerado uno de los diamantes más valiosos del mundo. El valioso objeto habría sido robado desde 1995.

Debido al fallecimiento de la reina Isabel II, han salido a la luz diversos asuntos pendientes que se quedaron por resolver. Tal es el caso del famoso objeto conocido como la gran estrella de África, uno de los diamantes tallados más grandes del mundo.

El diamante habría sido extraído ilegalmente por las autoridades coloniales de Sudáfrica desde 1905 y ha generado discordia entre ambas naciones.

El conflicto en torno a la gran estrella de África es lo equivalente en México con lo que pasa con Penacho de Moctezuma que se aún se considera que este objeto valioso sea devuelto a tierras aztecas.

Rey Carlos III y Camila de Cornualles / reina Isabel II

¿Quiénes solicitaron la devolución de la gran estrella de África?

El diamante ha sido la fuente principal del conflicto entre Sudáfrica y Inglaterra, diversos medios de comunicación del continente africano han exigido su devolución.

Uno de los activistas más famosos Thanduxolo Sabelo declaró que la gran estrella de África debe ser devuelto inmediatamente a Sudáfrica y explicó que Gran Bretaña ha aprovechado la explotación mineral del país en su propio beneficio.

“Los minerales de nuestro país y otros países continúan beneficiando a la Gran Bretaña a expensas de nuestra gente”

Thanduxolo Sabelo, activista

Por otro lado también , Vuyolwethu Zungula, miembro del parlamento sudafricano solicitó la devolución de todo el oro y diamantes robados por Gran Bretaña.

Sin embargo, también en medio de este conflicto con la gran estrella de África el primer mandatario de Sudáfrica , Cyril Ramaphosa al elogiar a la reina Isabel II por medio de Twitter fue criticado por los ciudadanos de su país.

Los sudafricanos piden que el mandatario enfatice la devolución del diamante de la gran estrella de África.

La gran estrella de África ¿Fue robada para dar como regalo?

La historia del diamante habría sido entregada al rey Eduardo VII en 1907. El monarca habría considerado este gesto como un regalo de parte del gobierno de Transvaal de Sudáfrica, pero la narrativa de la conquista cambiaría la perspectiva.

Everisto Benyera, profesor de política africana de la Universidad de Sudáfrica, explica que las transacciones coloniales se consideran como ilegitimas, pues desde su punto de vista la joya no fue un regalo.

Con información de Publimetro y CNN