La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 499 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy viernes 7 de julio 2023, cumbre de OTAN que se celebrará el 11 y 12 de julio en Lituania reafirmará que Ucrania será miembro, según Jens Stoltenberg, secretario general de la alianza.

En el terreno, las tropas rusas lanzaron el jueves un ataque con misiles contra la ciudad occidental de Leópolis, a cientos de kilómetros del frente, que mató a nueve personas e hirió a otras 42, según un balance del ministerio de Interior ucraniano el viernes.

El ejército ruso aseguró que atacó lugares de “despliegue temporal” de soldados ucranianos. “Todas las instalaciones designadas se vieron afectadas”, dijo el ministerio de Defensa.

Además un total de diez personas han muerto como consecuencia del ataque ruso con misiles de crucero Kalibr ruso que en la madrugada del jueves alcanzó una zona residencial de Leópolis, en el oeste de Ucrania, según las cifras ofrecida hoy por las autoridades.

Las autoridades ucranianas habían informado el jueves de la muerte de cuatro personas en el ataque. Posteriormente el número de fallecidos subió a nueve.

Rusia lanzó el jueves de madrugada desde submarinos y portaaviones del Mar Negro diez misiles Kalibr contra la ciudad de Leópolis y sus alrededores.

Las defensas antiaéreas ucranianas lograron derribar siete de los diez misiles, pero no pudieron evitar la matanza. Los misiles rusos también dañaron numerosas viviendas e hirieron a decenas de personas.

Joe Biden anunciará el envío de bombas racimo a Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha aprobado el suministro a Ucrania de las polémicas bombas de racimo existentes en los arsenales del Pentágono y se dispone a hacer un anuncio oficial este mismo viernes al respecto, informó la prensa estadounidense.

La decisión, que elude la prohibición legal existente para la producción, empleo y suministro de este tipo de armas, se produce después de que organizaciones como Human Rights Watch (HRW) hayan pedido a Washington no suministrarlas.

El diario The Washington Post destacó que la medida se produce en momentos en que los ucranianos están sufriendo una disminución en sus arsenales de munición de artillería convencional suministrada por Occidente y creciendo la preocupación sobre la lentitud de la contraofensiva ucraniana contra las tropas rusas en el sureste del país.

Según HRW, tanto las fuerzas ucranianas como las rusas vienen utilizado bombas de racimo, un tipo de munición que está prohibido por la mayor parte de los países.

El asesor de la oficina presidencial ucraniana Mijailo Podoliak defendió este jueves el suministro de bombas de racimo por parte de Estados Unidos.

“Los ‘activistas por los derechos humanos’ lanzan una agresiva campaña de lobby… no para expulsar a Rusia de Naciones Unidas, sino para torpedear el suministro de armas a Ucrania”

Mijailo Podoliak, asesor de la oficina presidencial ucraniana

Por su lado, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este viernes que corresponde a cada Estado miembro de la Alianza, de manera individual, decidir si entrega bombas de racimo a Ucrania.

”Corresponde a los aliados individuales tomar decisiones sobre la entrega de armas y suministros militares a Ucrania y corresponderá a los Gobiernos decidir, no a la OTAN como Alianza”

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

Las bombas de racimo explotan en el aire sobre un objetivo, liberando decenas de explosivos más pequeños en un área amplia, muchos de los cuales no acaban por estallar, lo que crea un problema de seguridad para la población civil a largo plazo.

[object Object]

Volodímir Zelenski se reúne con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan en una gira para presionar a la OTAN

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se reúne este viernes con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en la última etapa de una gira diplomática para presionar por el acceso de su país a la OTAN y el envío de más armas de sus aliados.

“Sin armas de largo alcance, no sólo es difícil llevar a cabo misiones ofensivas, sino también, para ser honesto, operaciones defensivas. Estamos hablando con Estados Unidos, por ahora sólo depende de ellos”

Volodímir Zelenski desde la República Checa, antes de dirigirse a Eslovaquia y luego a Turquía

El primer ministro checo, Petr Fiala, dijo por su parte que enviaría helicópteros de combate a Ucrania y formaría a pilotos de cazas F-16 de fabricación estadounidense.

El encuentro con Erdogan, en Estambul, ocurre en la víspera de cumplirse los 500 días del inicio de la invasión rusa y en medio de una contraofensiva de las tropas de Kiev que, según reconoció el mismo Zelenski, progresa lentamente.

“Sin embargo, avanzamos, no retrocedemos como los rusos. Ahora tenemos la iniciativa”

Volodímir Zelenski, quien luego de su paso por República Checa viajó este viernes a Eslovaquia

La discusión con el presidente turco, un importante mediador entre Kiev y Moscú en este conflicto, debe centrarse en el acuerdo para la exportación de cereales ucranianos por el mar Negro, que expira el 17 de julio, y en la cumbre de la OTAN de la próxima semana.

Los analistas esperan que Zelenski intente convencer a Erdogan para dar su necesaria luz verde a la entrada de Suecia en la Alianza antes del encuentro del 11 y 12 de julio en Lituania.

Turquía bloquea la candidatura sueca por una vieja disputa con Estocolmo respecto a la actitud demasiado laxa, según Ankara, del país escandinavo con los militantes kurdos residentes allí.

El Kremlin advirtió que seguiría “de cerca” el encuentro entre Zelenski y Erdogan y mantendrá “la colaboración constructiva con Ankara”, en palabras de su portavoz, Dmitri Peskov.

Pero en Moscú toda la atención está centrada en el misterio sobre el paradero de Yevgueni Prigozhin, el jefe de Wagner que a finales de junio se rebeló contra el mando militar.

Aunque el Kremlin había acordado que el líder del grupo paramilitar marchara a Bielorrusia, el presidente de este país y mediador del pacto que puso fin a la rebelión, Alexander Lukashenko, aseguró que no estaba allí, sino en San Petersburgo.

Peskov, al ser preguntado sobre el paradero de Prigozhin, respondió: “No seguimos sus movimientos”.

Zelenski busca sobre todo la incorporación de su país a la OTAN y quiere que la cumbre lituana conduzca a una “invitación” a Kiev para unirse al grupo.

El jueves, Zelenski se desplazó a Bulgaria y posteriormente a República Checa, desde donde reclamó “honestidad” a la OTAN y “valentía” a sus aliados, a quienes reclama más apoyo militar.

Según el mandatario ucraniano, la lentitud en el suministro de armas ha retrasado su contraofensiva y ha dado tiempo a Rusia a reforzar sus defensas en las zonas ocupadas.

[object Object]

Cumbre de OTAN reafirmará que Ucrania será miembro, según Jens Stoltenberg

La cumbre que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) realizará la próxima semana en Vilna, Lituania, reafirmará que Ucrania será en el futuro un miembro de la alianza militar, dijo este viernes el secretario general del bloque, Jens Stoltenberg.

“Espero que los mandatarios aliados reafirmen que Ucrania se convertirá en miembro de la OTAN y se unen para acercar a Ucrania a su objetivo”

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

No obstante, añadió que “aún estamos realizando consultas sobre la formulación exacta” en que se expresará esa posibilidad.

Ucrania pide que la OTAN anuncie en la cumbre de Vilna compromisos claros sobre el camino a la adhesión a la alianza militar transatlántica, paso que deberá ocurrir una vez terminada la actual guerra con Rusia.

En ese cuadro, los países de la OTAN buscan un terreno común sobre las garantías de seguridad pedidas por Ucrania.

Stoltenberg dijo además este viernes que en Vilna se realizará la primera reunión del nuevo Consejo OTAN-Ucrania. Se trata de una instancia formada por los 31 países aliados más Ucrania, y en la visión de Stoltenberg servirá para aproximar a las partes.

“Rusia ha sembrado muerte y destrucción en el corazón de Europa, en una tentativa de destruir a Ucrania y dividir a la OTAN... enviará un mensaje claro, ‘la alianza está unida y agresión nunca paga’”

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

Rusia había alertado que la eventual adhesión de Ucrania a la OTAN era una ‘línea roja’, por considerar que ese gesto constituiría una amenaza a su propia soberanía.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, tiene previsto cerrar este viernes una gira por varios países con un encuentro en Estambul con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

[object Object]