23 de septiembre de 2021 | 06:59
Internacional

‘Grindadrap’ deja más de mil 500 delfines asesinados en Dinamarca

La tradición milenaria del ‘Grindadrap’ reúne a cazadores que asesinan a los delfines para obtener su carne y grasa.
Matanza de delfines en Dinamarca
Compartir en

Más de mil 500 delfines fueron asesinados en la costa de las Islas Feroe, en Dinamarca, como parte de una caza tradicional.

De acuerdo con el grupo ambientalista ‘Blue Planet Society’, esta “masacre” de delfines es la “más grande la historia”.

Misma que inició desde hace mil años como una tradición en el archipiélago del Atlántico Norte.

Miles de delfines asesinados en Dinamarca por la tradicional ‘Grindadrap’

El pasado domingo, 12 de septiembre, cientos de cazadores y turistas se dieron cita en las Islas Feroe, en Dinamarca, para llevar a cabo la matanza anual de delfines.

Se estima que más de mil 500 delfines habrían sido asesinados como parte del evento tradicional danés de este año.

Se trata de la milenaria caza tradicional del ‘Grindadrap’, en la que se sacrifican miles de delfines para obtener su carne y grasa.

Las imágenes luego de la matanza han indignado a decenas de grupos ambientales y ONG.

En la tradición ‘Grindadrap’, los delfines son conducidos hacia la costa de las Islas Feroe por lanchas motoras.

Una vez que los animales llegan a la orilla, los cazadores clavan cuchillos en el lomo de cada delfín; tiñendo el agua de color rojo.

En un inicio, esta matanza se defendía bajo argumentos sobre la alimentación de los habitantes cercanos a la isla.

Sin embargo, se ha convertido en una “cacería recreativa y desorganizada” en los últimos años, denuncian ONG.

“Producen más carne de delfín en esta caza de la que nadie puede tomar. Son cacerías medievales y bárbaras.”

Sea Shepherds Conservation Society

Exigen a la UE prohibir la caza de delfines de Dinamarca

‘Blue Planet Society’ es uno de los grupos que califica a la cacería de delfines como una “masacre”.

Por tanto, ha exhortado a Dinamarca y a la UE a tomar medidas para “salvar a los delfines protegidos de estos habitantes completamente irresponsables de las islas Feroe”.

Según el grupo ambientalista, este fin de semana se llevó a cabo “una de las cacerías de delfines más grandes de historia”.

“No es una cacería comercial y está autorizada. No parece que fuese demasiado organizada”, acusó.

Hasta el momento, las autoridades locales de Dinamarca y la UE han guardado silencio sobre el evento en el que asesinaron a miles de delfines.

Con información de AFP, Reuters y ‘Blue Planet Society’