jueves 20 de junio de 2019 | 09:21
Internacional

Mike Pompeo deja plantado a Marcelo Ebrard en Washington

Alberto Rodríguez jue 23 may 2019 22:24
El canciller mexicano Marcelo Ebrard.
El canciller mexicano Marcelo Ebrard.
Foto propiedad de: Moisés Pablo / Cuartoscuro

El secretario de Estado se disculpó con Ebrard argumentando que tuvo una reunión urgente con Donald Trump.

México.- El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, no pudo reunirse este día en Washington con su homólogo estadounidense Mike Pompeo, a quien tenía planeado entregar personalmente el el Plan de Desarrollo Integral de México y Centroamérica.

El documento, elaborado por el gobierno mexicano en colaboración con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal), busca activar la actividad productiva en El Salvador, Guatemala y Honduras para reducir el flujo de personas que se trasladan hacia la frontera sur de Estados Unidos en búsqueda de asilo.

Puedes leer: Consulados de México en el mundo celebrarán matrimonios igualitarios

El secretario de Estado Pompeo se disculpó con Ebrard argumentando que tenía una reunión de urgencia con el presidente Donald Trump que le impedía recibirlo, por lo que fue el subsecretario John Sullivan quien lo despachó.

Minimiza Ebrard ausencia de Mike Pompeo en presentación de plan para Centroamérica

En declaraciones recogidas por el diario La Jornada, Ebrard Casaubón destacó los puntos positivos de su visita a la capital estadounidense: “tuvimos una reunión, creo yo, muy útil e interesante. Y hemos presentado, en esencia, lo que sería la estrategia mexicana respecto al Triángulo Norte”.

Además, minimizó los constantes embates de Trump contra México por cuestiones migratorias y comerciales, al resaltar que “la realidad nos va a llevar a que tengamos una buena relación, o cada vez mejor relación entre ambos países”.

Recomendamos: AMLO aún no decide si irá a la cumbre del G-20 en Japón

En el caso específico de la llegada de migrantes, consideró que cualquier posible conflicto entre México y Estados Unidos que desemboque en un freno al flujo de personas “va a ser carísimo para los dos países, pero también para Estados Unidos, no sólo para México”.