La NASA lanzó una advertencia sobre un fenómeno astronómico, una mancha solar gigante cuyas explosiones podrían afectar la Tierra desde el 28 de agosto y hasta el 1 de septiembre.

Esta mancha solar gigante fue detectada desde Marte gracias al rover Perseverance, lo que permitió hacer un análisis una semana antes de que afecte a la Tierra.

De acuerdo con el reporte, esta mancha se estaría moviendo por la superficie del Sol, de ahí que en poco tiempo se posicione directamente sobre nuestro planeta.

En las imágenes tomadas por el Perseverance se puede ver como la mancha se está desplazando rápidamente, por ello se lanzó una advertencia para cubrir cualquier incidente.

[object Object]

¿Cómo podría afectar la mancha solar gigante a la Tierra?

De acuerdo con los astrónomos de Spaceweather y la NASA, la mancha solar gigante emitiría explosiones que podrían llegar hasta la Tierra a partir del 28 de agosto y hasta el 1 de septiembre.

Estas explosiones de la mancha solar gigante son las que tendrían un efecto negativo en la Tierra, debido a su carga magnética y eléctrica.

La onda expansiva de las explosiones de la mancha solar llegarían hasta nuestro planeta causando estragos en los dispositivos tecnológicos, así como en el tendido eléctrico.

En el mejor de los casos, sólo habría un mal funcionamiento de los aparatos y telecomunicaciones; en el peor, se podría dar un apagón generalizado en todo el mundo.

[object Object]

La mancha solar gigante no afectaría a los series vivos de la Tierra

Algo a mencionar es que esas explosiones de la mancha solar gigante sólo tendrían efecto en la infraestructura tecnológica de la Tierra, no en los seres vivos.

Se sabe que las explosiones solares, como la de la mancha solar gigante, no tienen repercusión alguna en personas, plantas o animales gracias a la atmósfera y la capa de ozono.

Este recubrimiento natural que tiene la Tierra, es un escudo en contra de toda la radiación que emite el Sol y sus diversas explosiones.

De ahí que cualquier evento solar -como la mancha solar gigante- tenga repercusión mínima entre los habitantes del planeta.

No obstante, las defensas naturales del planeta no son suficientes para evitar que las cargas eléctricas pasen del todo, siendo esta la razón por la que la tecnología sí se ve afectada.

Con información de NASA