18 de septiembre de 2021 | 15:14
Estilo de vida

¿Por qué se festeja el Día Mundial del Perro?

Este 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro, una fecha especial para sensibilizar sobre su cuidado, abandono y adopción.
Día Mundial del Perro
Compartir en

El perro, considerado ‘el mejor amigo del hombre’, merece más de un día en el calendario para celebrarlo.

Sin embargo, un día como hoy -21 de julio- se estableció el Día Mundial del Perro para agradecer a los lomitos su compañía y, además, concientizar sobre su cuidado y adopción.

Pero, ¿conoces el origen y el porqué se festeja el Día Mundial del Perro? A continuación, te contamos.

Día Mundial del Perro, ¿por qué se festeja el día 21 de julio?

En el año 2004, se creó el Día Mundial del Perro en aras de concientizar y sensibilizar acerca de su:

  • Abandono
  • Adopción
  • Maltrato

Si bien no se sabe a ciencia cierta porqué se eligió el 21 de julio como el Día Mundial del Perro, muchos creen que tiene motivos en el aumento de abandonos de estas mascotas durante el verano.

Y es que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 300 millones de perros en el mundo; de los cuales, un 70% estos viven en las calles.

Desafortunadamente, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), México es el primer país de Latinoamérica con más perros en situación de abandono.

Además, nuestro país también es señalado como el tercer lugar en casos de maltrato y crueldad animal.

De hecho, en el Estado de México se lanzó hace unos días la campaña “perro de nadie, perro de todos”, para promover la adopción comunitaria.

Aunque es importante el objetivo de compromiso social, el Día Mundial del Perro también ha servido para retribuir a los ‘lomitos’ un poco de lo mucho que regalan a los humanos.

Por ello, algunos dueños de perros suelen llevar a sus mascotas a disfrutar de algún paseo en el parque o de actividades diseñadas especialmente para ellos.

Incluso, hay quienes celebran el Día Mundial del Perro ayudando a estos animales que viven en centros de adopción; ya sea con donativos económicos, en especie o su cuidado.