21 de octubre de 2021 | 07:41
Estilo de vida

Mamut lanudo pudo haber dado la vuelta al mundo 2 veces

Los colmillos de un mamut lanudo revelaron que estos recorrían largas distancias y pudieron haber dado la vuelta al mundo no una, sino dos veces.
Mamut
Compartir en

Además de su impresionante tamaño, el mamut lanudo esconde aún varias sorpresas. Una de ellas, por ejemplo, que pudo haber dado la vuelta al mundo 2 veces.

Así lo sugiere un estudio publicado en la revista científica Science, donde se destaca que el mamut lanudo recorría largas distancias.

“Un animal tan grande usa mucha energía para desplazarse. En toda cultura popular, por ejemplo, en ‘La era de hielo’, hay mamuts que se desplazan mucho”

Clement Bataille, profesor de la Universidad de Ottawa.

Y, de acuerdo con los investigadores, en tan sólo 28 días un mamut lanudo pudo haber sido capaz de dar la vuelta al mundo no una, sino dos veces.

Para ello, probablemente el mamut lanudo caminó alrededor de 70 mil kilómetros sin quedarse únicamente en las planicies de Alaska, como se pensaba en un inicio.

El estudio del mamut lanudo

Un estudio comprobaría que el mamut lanudo fue capaz de dar la vuelta al mundo 2 veces en 28 días.

Para llegar a esta conclusión, los especialistas analizaron los colmillos de un mamut lanudo macho que vivió al final del último periodo glaciar.

“Uno de sus colmillos fue cortado en dos para hacer una lectura de lo que se conoce como ‘reporte isotópico de estroncio’”

Clement Bataille, profesor de la Universidad de Ottawa.

Kik, como lo llamaron en honor a un río local, vivió cerca del momento en que se extinguió el mamut lanudo; hace unos 13 mil años.

Sus colmillos reportaron que el mamut lanudo volvía con regularidad a una misma área donde podía permanecer durante años, pero no para siempre.

“El estroncio se transmite a la vegetación y, cuando se come, se deposita en los huesos, los dientes o los colmillos”

Clement Bataille, profesor de la Universidad de Ottawa.

Esto, porque sus movimientos cambiaron conforme su edad y el mamut lanudo macho pudo ser un solitario que se movía de manada en manada para reproducirse.

Pero el mamut lanudo también pudo haber enfrentado sequías o inviernos, por lo que se piensa que necesitó de áreas muy amplias para vivir.

“Lo que fue realmente sorprendente fue que después de su adolescencia comienzan a ser mucho más importantes las variaciones isotópicas”

Clement Bataille, profesor de la Universidad de Ottawa.