19 de septiembre de 2021 | 19:00
Estilo de vida

    Japón remata casas por falta de población

    Las casas en venta en Japón tienen un valor equivalente a 9 mil pesos mexicanos
    Árbol de cerezo
    Compartir en

    A través de un comunicado el gobierno de Japón informó que se encuentra rematando casas las cuales se encuentran ubicadas en la ciudad de Nagano.

    Asimismo, el gobierno de Japón informó está ofreciendo varios otros incentivos financieros para atraer a nuevos propietarios.

    Esto debido a que desde el 2018, las casas abandonadas han ido en aumento superando cada conteo su record anterior.

    ¿Por qué hay casas abandonadas en Japón?

    De acuerdo con la Encuesta de Vivienda y Tierras de Japón, realizada cada cinco años, las casas han ido quedando abandonadas después de la muerte de familiares o cuando la gente se muda.

    Y es que actualmente los ciudadanos de Japón optan por dejar sus tierras e irse a vivir en la ciudad en donde cree tienen más oportunidades de comercio.

    Sin embargo, ahora, los dirigentes están centrándose en estimular la economía rural, impulsar el turismo y alentando la reforma agrícola.

    Por lo cual Japón facilita a las partes interesadas en la búsqueda de estas viviendas vacías y otorga apoyos para las renovaciones entre otras facilidades.

    Las casas, aunque en su mayoría dependen del tamaño, tienen por lo general un valor equivalente a 9 mil pesos mexicanos.

    Y en algunos otros lugares, como la ciudad de Okutama en el oeste de Tokio, incluso llegan a entregar los edificios viejos y vacíos de forma gratuita.

    ¿Cómo puedo mudarme a Japón?

    Actualmente, en el “banco de ‘akiyas’” o “banco de casas desocupadas” hay 8 millones de casas y edificios registrados los cuales se encuentran a la venta.

    En este sitio web, el cual es parte del plan de Departamento de Promoción de la Población de Japón, que también atiende asuntos de migraciones, se brinda toda clase de información.

    Así que solo es cuestión de pedir la información correspondiente y decidirse a vivir en Japón.