22 de septiembre de 2021 | 09:49
Estilo de vida

Especies están cambiando su morfología para sobrevivir al cambio climático

Los animales incrementan sus extremidades para soportar las altas temperaturas provocadas por el cambio climático.
Cambio climático
Compartir en

Una nueva investigación ha determinado que varias especies de la Tierra han optado por cambiar su morfología para sobrevivir al cambio climático.

El estudio publicado en la revista Trends in Ecology & Evolution, reveló que hay animales que están cambiando elementos de su morfología como orejas, picos o colas ante las altas temperaturas del cambio climático.

Sara Ryding, autora principal e investigadora de la Facultad de Ciencias y Medio Ambiente de la Universidad Deakin de Australia, aseguró que estas son respuestas tempranas ante el cambio climático.

Además pone en interrogación si es que estas especies que han estado cambiando su morfología, serán capaces de mantener el ritmo a medida que empeoré la crisis climática.

El pico de los loros australianos aumentó en los últimos 150 años

Uno de los ejemplos que señala la investigación respecto al cambio de morfología en las especies ante el cambio climático, es el pico de los loros australianos.

De acuerdo a la investigación, el pico de estas aves ha aumentado un 10% de su tamaño original en los últimos 150 años en donde han subido las temperaturas.

De igual forma, los pájaros estudiados en Norteamérica y Australia han mantenido la misma tendencia de cambiar las partes de su cuerpo.

Otro de los casos de estudio en la investigación es el de algunas especies de ratones que desarrollan orejas más grandes o murciélagos cuyas alas no dejan de crecer.

¿Qué relación hay entre el cambio climático y el cambio en la morfología de los animales?

Según indica el estudio, el cambio en la morfología de las especies ante el cambio climático se debe a que las extremidades más grandes o amplias, ofrecen una mayor distribución para el calor corporal.

Y, por el contrario, cuando los animales se encuentran en climas fríos, tienden a cambiar a una morfología menor para conservar el calor

En el caso de los pájaros, ellos dirigen la mayor parte de su sangre hacia sus picos cuando tienen calor.

“No quiero que la conclusión sea ‘Oh, los animales están evolucionando en respuesta al cambio climático, esto significa que estarán bien’, porque eso simplemente no es cierto. La mejor manera de proteger a las especies en el futuro es reducir drásticamente nuestras emisiones de gas de efecto invernadero y prevenir el calentamiento global tanto como sea posible.”

Sara Ryding, autora principal

Con información de Gizmodo.