jueves 18 de julio de 2019 | 05:37
Estilo de vida

5 razones por las que tu hijo debe tener una mascota

Abril Perezyera lun 01 jun 2015 14:16
Existen muchas razones por las que los niños deben tener mascotas.
Existen muchas razones por las que los niños deben tener mascotas.
Foto propiedad de: Internet

No importa qué especie sea, una mascota te enseña muchísimas cosas; entre ellas, a ser responsable.

Los papás deben permitirle a sus hijos tener mascotas. Este tema ha sido discusión desde hace mucho tiempo, debido a que muchos lo ven como una inversión innecesaria; una distracción, entre otras cosas. Lo cierto es que tener una mascota es algo bastante positivo.

Los animales enseñan a los niños a entender algunos aspectos importantes  como habilidades esenciales que les serán de gran utilidad a largo plazo.  Un niño con una mascota aprecia la vida de los demás, se vuelve más seguro y lo más importante: aprende el significado de amor, cuidado y atención.

1. Responsabilidad

Si tu hijo tiene una mascota, tendrá que encargarse de ella. ¿Cuáles son los beneficios? Bueno, esta es una de las maneras cómo los niños aprenden a cuidar de sí mismos. La alimentación, el ejercicio y mantenimiento de las mascotas requieren tiempo, esfuerzos y habilidades. Si la mascota se siente triste, solo y abandonada, el niño se siente responsable de esto y entiende que es su culpa.

2. Mejor salud

Los científicos han demostrado que los niños que tienen mascotas son menos propensos a las alergias y el asma. Cuanto antes se expongas a tu hijo a los animales domésticos, mejor se adaptará a los alérgenos. Es mejor obtener una mascota antes de que tu hijo tenga un año, edad en la que desarrollan su sistema inmunológico. Se ha estimado que los niños que crecen con mascotas son 50% menos propensos a desarrollar las formas más graves de alergias en el futuro.

3. Actividad física

La mayoría de las mascotas necesitan hacer ejercicio y jugar. Lo mismo ocurre con tus hijos.  Una mascota le permitirá a tu hijo mantenerse activo y en buena condición física. Un niño sano y feliz que pasa más tiempo al aire libre mientras pasea a su perro es una gran idea. Si la mascota es pequeña, como un gato , y no implica actividades en el interior, tu hijo puede pasar algún tiempo jugando con él en casa.

4. Tranquilidad

Las mascotas se vuelven amigos de tu hijo. Esto sucede porque las mascotas traen una sensación de comodidad. Ellos no pueden defraudar o traicionar a sus amigos y bueno, las mascotas no juzgan y perdonan rápido, por lo que tus hijos aprenderan a comportarse de la misma manera.

5. Mejores habilidades de lectura

Curiosamente, las mascotas pueden ayudar a los niños a mejorar sus habilidades de lectura. Algunos niños se sienten poco cómodos leyendo en voz alta a los adultos, pero encuentran felicidad total al leerle a las mascotas. Esto porque las mascotas no corrigen los errores y no los hacen releer el texto. Los niños se sienten más relajados y dispuestos a practicar la lectura, así que todo es cuestión de tiempo.