26 de octubre de 2021 | 14:15
Puebla

Socavón de Puebla está lleno de agua potable que se puede beber

El agua del socavón de Puebla es apta para consumo humano, según el Instituto Politécnico Nacional.
Socavón de Puebla, lleno de agua
Compartir en

México.- El socavón en Puebla está lleno de agua potable que puede beberse, de acuerdo con un dictamen del Instituto  Politécnico Nacional (IPN).

El dictamen del IPN indicó que dentro del socavón de Puebla no hay agua residual ni sulfurosa, sino agua potable que podría consumirse por los seres humanos.

¿Qué causó el socavón de Puebla?

De acuerdo con un estudio del Instituto Politécnico Nacional, las causas del socavón de Puebla son la extracción intensiva de agua, sequías, erosión de los suelos y fuertes lluvias, entre otros factores.

Esto, aunado a las condiciones del suelo, generaron el socavón en Puebla. En específico, la extracción de agua de forma intensiva arrastró los limos o las arcillas que cohesionan la tierra, dejando solamente las arenas de diferentes volúmenes.

Sumado a ello, los 3 años de sequía presentados en la zona, y las lluvias 85 por ciento por encima del promedio este 2021, provocaron la erosión natural del suelo para dar pie al socavón de Puebla.

Debido a los resultados, las autoridades de Puebla instalarán un perímetro seguro en la zona y actualizarán el atlas de riesgos, además de fomentar el ordenamiento territorial para la delimitación de usos de suelos susceptibles y dar seguimiento a pozos con estudios geohidrológicos.

¿Cuánto mide el socavón de Puebla?

El socavón de Puebla tiene un diámetro de 126 metros en su eje mayor, y 114 metros en el eje menor, según las autoridades del estado.

Esto significa que el socavón de Puebla es más grande que el Estadio Azteca, que mide 105 por 68 metros.

El socavón de Puebla aumentó su tamaño de manera considerable en 10 días. Del 31 de mayo al 9 de junio creció de 60 a 126 metros, efectivamente duplicando sus dimensiones.

El socavón de Puebla se tragó una casa que quedó en una de sus orillas.