Diversidad

Niño se suicida tras sufrir homofobia en escuela de Inglaterra

El niño tenía miedo de ir a la escuela y al parque, pues allí era víctima de homofobia por parte de compañeros que lo incitaban a cortarse las venas
Riley Hadley se suicidó.
Compartir en
mayo 25, 2021 a las 13:49 CDT

Un niño se suicidó tras sufrir homofobia en una escuela de Inglaterra. Riley Hadley tenía 12 años cuando decidió matarse por ahorcamiento.

Aquella tarde, su madre le había dicho que debía volver a las aulas ante las dificultades que representaba el aprendizaje en casa, debido a que ella trabaja.

“Tenía miedo de ir a la escuela y al parque local por miedo a ser intimidado”

Allison Holmes, madre del niño.

Lloró y lo platicaron. El niño no quería volver. Parecía que se encontraba mejor, así que su la mujer salió a trabajar, pero cuando volvió, Riley ya estaba inconsciente.

Alrededor de las 16:00 horas lo encontró pálido y frío al tacto, así que llamó a emergencias, pero sólo confirmaron su muerte por asfixia.

Se suicida por homofobia escolar

Riley Hadley se suicidó a los 12 años víctima de la homofobia que padecía en el Sidmouth Community College, ubicado en el condado de Inglaterra.

El día que se asfixió había visitado al médico para una revisión de los problemas de ansiedad que padecía a causa de los maltratos de sus compañeros.

“Lo empujaban en los pasillos y llegaron a agredirle físicamente pateándolo en una carretera”

Allison Holmes, madre del niño.

La idea de volver lo aterraba; había abandonado la escuela en 2019 pero su madre no podía seguir educándolo en casa.

Antes y por la homofobia, ya había intentado escaparse pero sus familiares lo hallaron pronto. También quiso asfixiarse con anterioridad, aunque un amigo lo motivo a no hacerlo.

“Le decían que les haría un favor si se cortaba las venas”

Compañeros de Riley Hadley.

La inspectora detective a cargo del caso, Charlotte Heath, determinó que el niño había venido haciéndose preguntas sobre su orientación sexual meses antes de suicidarse.

Esto habría llevado a compañeros de Riley Hadley a acosarlo e incluso decirle que lo querían muerto. “Era un niño cariñoso y amable”, lo recuerda su madre.