Diversidad

Mykey O'Halloran pinta su casa de arcoíris; vecinos lo ayudan

Mykey O'HalloranInstagram

"No dejes que los matones te digan cómo debes vivir tu vida", dice Mykey O'Halloran

Mykey O'Halloran, famoso estilista australiano, pintó su casa con los colores del arcoíris pese a las amenazas que recibió cuando comentó su idea en Instagram.

El joven gay estaba lo suficientemente feliz porque por fin había ahorrado lo suficiente como para comprarse una casa en la isla Phillip, que decidió continuar. 

"El mensaje que debemos aprender de esta situación es mantenernos firmes, no dejes que los matones te digan cómo debes vivir tu vida"Mykey O'Halloran, estilista.

Como orgulloso estilista gay cuyo salón 'Unicorn Manes' se especializa en diseños con los colores del arcoíris, procedió a hacerse de la pintura y comenzar a pintar

Pero no contaba con la sorpresa que le darían sus vecinos: ellos acudieron a ayudarle, en defensa de otros residentes que le habían lanzado insultos homofóbicos

Agresiones contra Mykey O'Halloran

Mykey O'Halloran relató que el pasado 16 de marzo, cinco hombres enojados golpearon a su puerta y lo confrontaron por sus planes de pintar la casa de arcoíris

Se habían enterado a través de una conversación con el pintor que adecuaba su cocina:" Me dijeron: 'No lo hagas. Pinta tu casa y verás que la próxima vez que nos veamos no será así de agradable'", le dijeron. 

Uno incluso lo amenazó de muerte, pero el estilista no se rindió y pidió ayuda a su comunidad, que le aconsejó denunciarlos por agresión y amenazas. 

·Sentí mucho miedo por cualquier cosa que estuviera a punto de suceder. Lloré hasta quedarme dormido y después de sentirme atacado en mi propia casa"Mykey O'Halloran, estilista.

Sus vecinos también lo ayudaron a cumplir su sueño de tener una casa con los colores del arcoíris. El 18 de abril más de 100 personas se presentaron con pinceles en mano.

"La respuesta positiva llenó mi corazón de amor y me hizo sentir apoyado. La gente se acercaba para estrecharme la mano y darme la bienvenida al vecindario", cuenta Mykey O'Halloran.

Finalmente, Mykey no sólo transformó muchas melenas, sino también su casa a un tono arcoíris, además de convertir una situación dolorosa en alegría pura y el orgullo de ser LGBTI.