21 de septiembre de 2021 | 00:09
Diversidad

Genes ligados a una conducta gay darían ventajas evolutivas

Un reciente estudio concluye que los genes ligados a una conducta gay generarían humanos con ciertas ventajas evolutivas.
Genes gay otorgarían ventajas evolutivas
Compartir en

Un estudio publicado el pasado lunes 23 de agosto en la revista Nature, concluye que los genes ligados a conductas gays darían ventajas evolutivas.

Los investigadores consideran que estos “genes gaysfacilitan la reproducción de las especies y contrarrestan su costo evolutivo.

Asimismo, el estudio elaborado por expertos de la Universidad de Queensland, en Australia, subraya que al menos el 10 por ciento de los individuos ha participado en “comportamientos sexuales con personas del mismo sexo”.

“¿Por qué los genes asociados con la conducta sexual no reproductiva pueden haber sobrevivido a la evolución?”

Brendan Zietsch, autor del estudio.

En este sentido, el autor del estudio, Brendan Zietsch, se pregunta cómo ha sido posible que los genes ligados a una conducta gay han sobrevivido hasta ahora.

La conclusión, que en un inicio tenía como objetivo dar respuesta a una “paradoja darwiniana” fue que estos “genes gays” pueden ser ventajosos para los futuros humanos.

Lo cierto es que los investigadores reconocen que el estudio de los “genes gays” presenta “importantes salvedades”.

El estudio de los “genes gays” y sus ventajas evolutivas

Un equipo de científicos de la Universidad de Queensland, liderados por el investigador Brendan Zietsch, encontraron que los genes ligados a conductas gays darían ventajas evolutivas.

Lo anterior surgiría gracias a los genes asociados al SSB, presentes en individuos que participan en comportamientos sexuales con personas del sexo opuesto.

“Demostramos que entre los individuos que nunca han tenido una pareja del mismo sexo, los efectos genéticos asociados al SSB se relacionan con el hecho de tener más parejas del sexo opuesto a lo largo de la vida”

Brendan Zietsch, autor del estudio.

Para ello, en el estudio se analizaron los efectos genéticos del SSB de 477 mil 522 personas registradas en la bases de datos de Estados Unidos y el Reino Unido.

Asimismo, también se estimaron los efectos genéticos del OBS con un GWAS de 358 mil 426 personas que afirman, sólo han tenido parejas del sexo opuesto.

“Reconocemos que el éxito del apareamiento es difícil de medir y que el número de parejas del sexo opuesto a lo largo de la vida tiene limitaciones sustanciales”

Brendan Zietsch, autor del estudio.

En consecuencia, esa ventaja para los genes asociados con el SSB llevaría a las poblaciones a mantener una predisposición hacia comportamientos gays.

No obstante, los investigadores aceptan que aún hay muchas cuestiones sin resolver, como el hecho de que sólo se estudiaron personas de Estados Unidos y el Reino Unido.

“Las variantes de ADN analizadas sólo captan una pequeña proporción de toda la variación genética en comportamientos sexuales”

Brendan Zietsch, autor del estudio.