Opinión

15 puntos del sector privado

Los 15 puntos sobre las relaciones entre el sector privado y el gobierno. Podríamos ser la envidia de muchos países.
Compartir en
Por Javier TreviñoApril 25, 2021 at 4:41 am CDT

Reformas que regulan la subcontratación; estamos en contra de las factureras, que afectan al trabajador.

El viernes pasado, durante la conferencia de prensa matutina del Presidente López Obrador, la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó sobre las reformas a las leyes que regulaban la subcontratación que se aprobaron en el Congreso.

Más allá de los ocho puntos que explicó la Secretaria, el evento fue el escenario para que el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, presentara 15 puntos muy claros sobre las relaciones entre el sector privado y el gobierno.

1. La discusión alrededor de la subcontratación, es un magnífico ejemplo que demuestra que sí podemos llegar a acuerdos en beneficio de nuestro país y de los trabajadores. Éste es un acuerdo único. Nos da un ejemplo de cómo podemos abordar muchos de los problemas de nuestro país. El diálogo, el debate, la información, la apertura para hablar las cosas, la transparencia, siempre conducen a mejores decisiones.

2. Dedicamos muchísimas horas en mesas, reuniones amplias, foros, reuniones más pequeñas, tratando de entender la problemática, de generar la información que se requería, de profundizar en cada punto y todo con un solo objetivo: que el trabajador se viera beneficiado, que se respetaran los derechos del trabajador y que al mismo tiempo las empresas mexicanas mantuvieran la competitividad, su capacidad de crear empleos y su capacidad de inversión. Todos fuimos escuchados y, lo más importante, todos pusimos nuestros puntos de vista y, como en cualquier negociación, todos cedimos algo y llevamos cosas a la mesa.

3. Los empresarios siempre han estado en contra de las empresas que abusan de las leyes y sistemas. Estamos en contra de cualquier empresario o individuo que no cumpla con las leyes, que no entienda la importancia de la solidaridad en nuestro país, que no entienda la responsabilidad social que tenemos desde el momento en que contratamos a un trabajador, un empleado, o realizamos una inversión. Estamos en contra de las factureras, en contra de las empresas que abusan de nuestras leyes en beneficio propio.

Evitar cualquier figura abusiva 

4. Estamos comprometidos con la dimensión social del empresario y nos hemos puesto objetivos muy claros:

a) Mejorar el salario y los ingresos de los mexicanos. Lo hemos hecho buscando llegar a la línea del bienestar de cada familia.

b) Mejorar el sistema de pensiones de nuestro país. Hoy tenemos la visión de que todos los trabajadores mexicanos podrán tener una pensión adecuada, digna, con un salario también digno y adecuado, que es comparable con los mejores sistemas de pensiones en el mundo, con una ventaja adicional: vamos a fortalecer el ahorro nacional que pueda ser utilizado en el financiamiento de grandes proyectos transformadores de nuestro país.

c) Mejorar el sistema de subcontratación. Esta figura se usa internacionalmente y tenía que adaptarse adecuadamente a nuestras leyes. Vamos a ser un país competitivo. La subcontratación de servicios y obras especializadas, los servicios compartidos, se van a permitir en nuestro país. Son figuras modernas que pueden hacer que las compañías mantengan su productividad y se respeten plenamente los derechos de los trabajadores. Vamos a evitar cualquier figura abusiva en donde se trate de engañar al trabajador, al fisco, al Infonavit, al Seguro Social.

d) Solucionar un problema que tenía decenas de años en nuestro país, que era la participación de los trabajadores en las utilidades. Es una conquista de los trabajadores que había que salvaguardarla, protegerla, pero aplicarla correctamente, evitar distorsiones. Con transparencia, es importante un reparto justo, digno, bien medido y donde no haya disfraz absolutamente de nada.

5. Es una buena noticia porque el proceso que llevó a concluirlo nos enseña que muchos de los problemas de nuestro país los podemos arreglar con diálogo, participación, información, transparencia, buena fe y con el interés de que les vaya bien a todos los mexicanos.

6. Sin embargo, el trabajo no se ha terminado, tenemos grandes necesidades y objetivos hacia adelante. La fuerza laboral de México es impresionante. Podríamos ser la envidia de muchos países: 56 millones de personas en edad de trabajar, lo que se conoce como la población económicamente activa, mayor que cualquier país europeo. Francia, Alemania, España, Inglaterra, envidiarían tener ese potencial que puede agregarle valor a nuestro país para beneficio de todos.

7. Nuestro objetivo tiene que ser formalizar a la mayor cantidad de trabajadores. Esto nos traerá al país mayor productividad. En la medida en que hagamos un gran esfuerzo por formalizar a nuestro país, esos 56 millones de trabajadores tendrán la protección de leyes, tendrán el beneficio de estos esfuerzos que gobierno, trabajadores y empresarios estamos intentando hacer. Tendrán un mayor bienestar, un mejor nivel de vida y la tranquilidad económica que todos nos merecemos.

8. Esa tarea está pendiente, pero estamos conscientes del problema y estamos tratando de ayudar, junto con las autoridades y los sindicatos por lograr hacer de México un país no solamente que sea ejemplo, sino que pueda hacer realidad nuestros sueños. Queremos poder dar un paso adelante y avanzar en lo positivo que tiene nuestro país. A la mayoría de los empresarios mexicanos les interesa el bienestar de sus trabajadores, promueven que tengan un mejor nivel de vida.

Las utilidades; los grandes empleadores de México no quitan el trabajo a los demás.

9. Hay que entender el gran valor que generan las empresas. Parecería ser que algunos piensan que cuando un empresario obtiene una utilidad la deposita en una caja fuerte o se la lleva a algún lado. Las utilidades se reinvierten y el círculo virtuoso de una economía es cuando el empresario puede ser productivo, gana sus utilidades, las vuelve a invertir en más negocios y hace que se creen más empleos, más valor agregado, más bienes y servicios.

10. Los grandes empleadores de México no quitan el trabajo a los demás, invitan al empresario pequeño a que se una al esfuerzo, con mayor productividad, con mayor orientación. Nosotros requerimos más y mejores empresas que le permitan al pequeño agricultor, al pequeño comerciante, al pequeño emprendedor, que tenga una cadena de integración que le permita llevar sus productos con mejores precios, con mejores márgenes y que evidentemente se le paguen mejores utilidades. Todos ganamos.

11. Lo que nosotros requerimos es promover la empresarialidad. Hoy México tiene una oportunidad única en el mundo. Nosotros podemos integrar en nuestras cadenas de valor todos aquellos productos que venían de Asia, especialmente de China, hacia Estados Unidos. En la medida en que nos movamos más rápido vamos a ser un sustituto de esas cadenas de valor y vamos a producir una gran cantidad de productos, siempre integrando una cadena, aprovechando a esas grandes empresas que nos ayudan a ser mucho más eficaces y más eficientes.

12. Aquí lo importante es entender que el círculo virtuoso de la empresa es trabajar, pagar a sus trabajadores, pagar sus impuestos, hacer que las comunidades se desarrollen y, después, las utilidades que obtiene reinvertirlas en el país para que se creen más empleos y alentar a más gente que emprenda.

13. Los empresarios siempre estaremos dispuestos a escuchar, porque cuando uno escucha, se orientan mejor las ideas y acciones. El empresario jamás tendrá interés de perjudicar a nadie, todo lo contrario. El mundo ha avanzado en la medida en que personas se deciden a invertir, a tomar riesgos, a desarrollar sus propias comunidades. Esta es la historia de la humanidad y del emprendimiento.

14. ¿Cómo hacer que esto sea en beneficio de todos? Siempre será la mejor de las preguntas y la mejor de las respuestas. Por eso necesitamos que la autoridad que cobre sus impuestos, aplique la normatividad, que haga que todos tengan sus regulaciones adecuadas. Queremos una autoridad que cumpla con su responsabilidad. Nosotros siempre estaremos de acuerdo con eso.

15. Pero el hecho de que podamos discutir abiertamente el valor que nosotros le damos a la empresarialidad nos permite explicarle a México por qué es importante que el empresario crezca y se desarrolle. Tenemos grandes empresas en México, grandes empresarios que a veces se les ha criticado inadecuadamente. ¿Por qué? Por tratar de generar más empleos, más impuestos, más contribuciones al bienestar de nuestro país. Los malos empresarios son los que nos perjudican y distorsionan nuestra imagen. Estas personas no deberían de tener el nombre de empresario, porque al final nos afectan a todos.