Columnas

Miguel Treviño: todos los rumores se revierten

Miguel TreviñoFacebook

Para Miguel Treviño su problema personal es electorero y se llama con nombre y apellido: Mauricio Fernández.

Tipos de jugadas

En diversos foros, y con el apoyo de algunos medios de prensa, el alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, ha sugerido que algunos "grupos rudos" buscarán desestabilizar ese municipio en esta campaña electoral, mediante hechos delictivos.

Incluso Miguel Treviño corrió la misma especie en reuniones con el Fiscal General de Justicia, Gustavo Adolfo Guerrero. Nadie pecará de malicioso si entiende que Miguel Treviño alude a su contrincante Mauricio Fernández. O se tira una indirecta a sí mismo. Porque el responsable de seguridad en un municipio es el alcalde. Punto. Si acusa a otros actores, que los denuncie penalmente por los delitos que resulten responsables.

Hay dos tipos de jugadas o malas prácticas que hacen algunos políticos: uno es inventarse problemas para luego arreglarlos ellos mismos. Otro, es gritar que viene el lobo.

Si finalmente no llega el lobo, no pasara de ser una falsa alarma. Si llega el lobo, podrán gritar: "se los dije". En todos estos casos late una fake news. Y toda fake news lleva implícita una teoría de conspiración.

El problema de las teorías de conspiración es que distraen de los problemas de verdad. Y para Miguel Treviño su problema personal es electorero y se llama con nombre y apellido: Mauricio Fernández. Y es que continúa la percepción entre los habitantes de San Pedro que el municipio estaba bien blindado con Mauricio y se vulneró en la administración de Miguel.

Por más indices favorables del INEGI para la actual administración de San Pedro, la verdad es una sola: los sampetrinos se sienten más inseguros que antes. Se compraron 120 nuevas patrullas para la Dirección de Policía, con un gasto de más de 160 millones de pesos, pero causa extrañeza que a principios del 2021 (hace menos de dos meses), Miguel se jactara de gobernar el municipio con menor percepción de inseguridad en todo México y ahora nos asuste con que grupos rudos asaltarán el municipio. ¿En qué quedamos? ¿O de quién es la culpa?

A la gente de San Pedro no les gusta que su alcalde en campaña suelte fake news, o contribuya sin datos duros, a las teorías de conspiración. Esa es la diferencia entre ser alcalde y ser candidato: como alcalde asumes una responsabilidad y las declaraciones tuyas no tenemos por qué ponerlas en duda; como candidato, en cambio, podrás opinar libremente y ya nosotros decidiremos si te creemos o no y si te damos el voto. Así que a trabajar por la seguridad de San Pedro, sin pretextos y sin culpar al otro de tu mal desempeño.