23 de enero de 2022 | 22:28
Tecnología

    Sol artificial en China alcanza los 70 millones de grados

    Investigadores de China logran encender su Sol artificial a 70 millones de grados Celsius
    Sol artificial China
    Compartir en

    El EAST (Experimental Advanced Superconducting Tokamak), conocido como el Sol artificial en China, rompió su propio récord al alcanzar los 70 millones de grados Celsius.

    Luego de que el reactor de fusión nuclear ó Sol artificial, logró sostener una temperatura cinco veces más caliente que el Sol durante más de 17 minutos.

    Logrando esto gracias a que en esta ocasión se usaron hidrógeno y gases de deuterio como combustible, los cuales fueron elementos importante para conseguir mantener esa temperatura.

    Anteriormente el famoso Sol artificial, había logrado temperaturas superiores, hasta los 120 millones de grados centígrados.

    Aunque en un tiempo mucho menor, de 101 segundos, lo que se traduce a menos de dos minutos.

    Y lo más que se había logrado llegar fueron veinte segundos en donde el Sol artificial alcanzó los 160 millones de grados en la pasada primavera.

    Por lo que con estos 70 millones de grados Celsius, al fin se logró concretar uno de sus desafíos que se tenía con el Sol artificial.

    El cual consiste en lograr que sea posible mantener las temperaturas extremas durante la mayor cantidad de tiempo posible.

    ¿Cómo funciona el Sol artificial?

    El Sol artificial en China es un reactor de fusión nuclear, pero ¿cómo es que funciona?

    En este que se considera como uno de los más grandes avances para la investigación de la energía.

    El Sol artificial busca replicar la física de la más grande estrella que existe, el Sol real.

    Con ayuda de reactores de fusión nuclear, que fusionan núcleos atómicos para generar cantidades masivas de energía que se puede convertir en electricidad.

    Aunque este proceso suena peligroso y complicado, los investigadores y físicos expertos en el tema han precisado que los peligros no son mayores.

    Apuntado que este proceso no deja residuos peligrosos, así como también existe un riesgo mucho menor de un desastre ambiental.

    Incluso en Europa, se está trabajando en un nuevo reactor de fusión nuclear, en donde los expertos de China también brindarán apoyo técnico.

    El ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) será el reactor más grande del mundo una vez terminado, actualmente se construyen en Marsella, Francia.

    Mientras que en Reino Unido también se planea construir una central nuclear de fusión como parte de una “revolución industrial ecológica”.