martes 27 de junio de 2017 | 10:36
Tecnología

YouTube combatirá el reclutamiento de 'seguidores' para grupos extremistas

Redacción SDPnoticias.com lun 19 jun 2017 08:28
YouTube
YouTube
Foto propiedad de: Google

La plataforma anunció cuatro nuevas medidas para combatir terrorismo en línea.

Tomando en cuenta los esfuerzos que otra plataformas están tomando para contrarrestar la incesante publicación de contenido terrorista en línea, YouTube ha publicado este fin de semana cuatro nuevas medidas para reforzar la plataforma.

El primer paso es expandir el uso de sus sistemas automatizados para identificar mejor los videos relacionados con el terrorismo, usando el aprendizaje automático para desarrollar nuevos clasificadores de contenido que los identifiquen y eliminen más rápidamente ese contenido.

Trusted Flagger

YouTube también está ampliando la cantidad de usuarios que integran ‘Trusted Flagger', un grupo de expertos que cuentan con privilegios especiales para revisar contenido marcado que podría violar las directrices de la plataforma.

“Ampliaremos este programa agregando 50 ONG expertas a las 63 organizaciones que ya forman parte del programa, y las apoyaremos con subvenciones operacionales”, dijo el consejero general de Google, Kent Walker.

Dificultando el acceso a contenido "incendiario"

Como tercera medida, la compañía ampliará las acciones en contra de los videos que no violen completamente los estándares de la comunidad, como los que contienen temática religiosa “incendiaria” o “supremacista”.

Este tipo de contenido no será removido pero sí contará con una advertencia antes de su reproducción, además no tendrá derecho a generar ganancias por medio de anuncios, ni tendrá promoción en la página principal.

Combatiendo el reclutamiento

Por último, los usuarios que estén en contacto con material que promueva grupos extremistas serán redirigidos a videos del programa ‘Creators for Change, que busca promover contenido en contra de las muestras de odio y la radicalización.

De esta forma YouTube buscará hacer frente a la propaganda que utiliza las redes sociales para reclutar seguidores a través de contenido con temática religiosa.