Sorprendente

Pareja cancela su boda y regala comida a los más necesitados

Cancelaron el gran evento a causa del coronavirus y ofrecieron pavo y puré de papas a los más necesitados
Billy y Emily
Compartir en
diciembre 08, 2020 a las 10:38 CST

Una pareja residente de Chicago, en Estados Unidos, canceló su boda a causa del coronavirus y regaló la comida a los más necesitados. Así lo dio a conocer la empresa responsable del catering, Big Delicious Planet, a la que los enamorados pidieron no dejar de hacer el banquete, pues lo obsequiarían.

Emily Bugg, de 33 años, y Billy Lewis, de 34, se comprometieron en julio del 2019 y durante más de siete meses organizaron la boda perfecta a la que acudirían más de 150 invitados, además de un DJ y a un fotógrafo. A Big Delicious Planet le pagaron 5 mil dólares (98 mil 766 pesos) por realizar la comida.

No obstante, con la gravedad de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos, la pareja se vio forzada a cancelar la gran boda y casarse en una pequeña capilla del ayuntamiento local con sólo un sacerdote y un fotógrafo como sus testigos, ya que la novia tenía hasta el vestido blanco.

"En el gran esquema de las cosas, cancelar una gran boda no es lo peor que podría pasar" 

Emily Bugg, la novia.

La modesta ceremonia se llevó a cabo el pasado 1 de octubre, pero el dinero de la comida no se perdió, pues los recién casados se dieron a la tarea de llevarla y conducirla hasta un centro para a personas con enfermedades mentales graves y trastornos por el abuso de sustancias el pasado Día de Acción de Gracias (26 de noviembre).

"Esta sencillamente parecía una buena manera de sacar el mejor provecho de una mala situación", dijo Bugg, una trabajadora social en Thresholds, la organización sin ánimo de lucro donde fue donada la comida. Cada paquete contenía pavo, puré de papas, judías verdes y salsa de arándanos.

Asimismo, el local en donde iba a celebrarse la boda, Salvage One, acordó con la pareja utilizar el dinero ya pagado para la realización de un futuro evento para la Fundación de Epilepsia. "Estamos felices de estar casados y de poder ayudar a la gente a sentir la conexión de una comida de Acción de Gracias como resultado de la cancelación de la boda", finalizó Billy.