5 de agosto de 2021 | 21:50
Opinión

Gustavo de Hoyos Walther: de fracaso en fracaso frente a AMLO

El PRI perdió todas las gubernaturas en las que compitió y el PAN la mitad.
Gustavo de Hoyos Walther. Confianza en el Senado.
Compartir en

Un “líder empresarial” que no emprende ni un puesto de tacos y que no lidera a las masas, ahora sueña con la revocación de mandato del presidente. Dice una frase célebre que “la reacción jamás descansa”.

En el caso de México, la reacción no solo no descansa, sino que no aprende de sus errores. Después de la tunda recibida en las urnas el pasado 6 de junio, el mazacote opositor denominado “Va Por México” pasó del ridículo “triunfalismo”, a una desesperación casi suicida y ahora a elucubrar toda una serie de planes igual de descabellados que los que hacía Adolfo Hitler en el Führerbunker para “ganar” la guerra, mientras que el poderoso Ejército Rojo se encontraba a unos cuantos metros de distancia de la madriguera fascista.

En entrevista con el programa “Los Periodistas”, el “líder empresarial” (que no es líder, ni empresario) Gustavo de Hoyos Walther señaló que no piensa en una posible “candidatura presidencial” en el 2024 sino en que AMLO “se vaya en 2022”, utilizando la revocación de mandato.”Yo en lo que estoy empeñado es primero en construir la coalición [Va por México], es algo que afortunadamente se logró con el trabajo de muchos, hoy lo que tengo en mi proyecto inmediato es contribuir a que el Presidente López Obrador deje su responsabilidad. Esta pregunta que me haces me la voy a hacer probablemente cuando se logre la revocación de mandato. Es muy diferente pensar en algo para el 2022 que pensar en algo para el 24″, señaló en la entrevista el “líder” de algunos oligarcas en México.

Ya a estas alturas, lo que diga el cachanilla “fake” (Walther es originario de Nuevo León) es de risa, pero nada más hay que recordarle que a su alianza le fue “como en feria” en 12 de las 15 gubernaturas disputadas hace unos días.

El PRI perdió todas las gubernaturas en las que compitió y el PAN la mitad. La popularidad de AMLO sigue alta, estable y si sube más, los intentos golpistas y desestabilizadores de estos personajes “empresariales”, que carecen de apoyo popular, seguirán de fracaso en fracaso, incluyendo en el 2022 y el 2024.