23 de septiembre de 2021 | 03:05
Opinión

Señales económicas

Los indicadores muestran que la situación económica en México no pinta nada bien.
AMLO
Compartir en

Más allá de filias y fobias, las señales económicas empiezan a ser muy preocupantes. Indicadores como la inflación, confianza de inversores y crecimiento del PIB (aún con el rebote post-pandemia), muestran que la situación económica del país no pinta nada bien.

Dicha situación resulta preocupante al interior del país y para nuestros socios comerciales.

Recientemente el Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió sobre el nivel de incertidumbre que se percibe para invertir en México, esto porque la inestabilidad financiera del país continúa impidiendo el crecimiento económico. En su informe, el Departamento de Estado subraya que “la incertidumbre sobre la implementación de los contratos, la inseguridad, informalidad y corrupción siguen obstaculizando un crecimiento económico sostenido en México”.

Destaca también el informe que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha deteriorado la autonomía de los reguladores antimonopolio y de energía. Esto se refleja en la preocupación de los inversionistas al considerar que la administración de AMLO socava la confianza en las reglas del juego, particularmente en lo referente con el sector energético, al debilitar la autonomía política de la Comisión de Competencia Económica (Cofece), la CNH y la CRE.

De hecho, un grupo de 20 legisladores de Estados Unidos, entre representantes y senadores, exigieron al presidente Joe Biden incluir las violaciones al T-MEC en materia energética, en las reuniones diplomáticas que sostenga con el presidente de México.

En una carta enviada por legisladores republicanos y demócratas al mandatario estadounidense, señalaron que la reforma a la Ley de Hidrocarburos y la modificación a la Ley de la Industria Eléctrica limitan el acceso de empresas estadounidenses al mercado de hidrocarburos y energías renovables en México.

Esta carta fue presentada previo al arribo a Washington de la secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, con motivo del primer aniversario de la firma del T-MEC.

Entre los asuntos que la secretaría tratará, se encuentra la agenda comercial con sus pares de Estados Unidos, Katherine Thai y Canadá, Mary Ng. Esta será la tercera reunión que sostengan en el año, la primera se registró en Estados Unidos y la segunda a principios de este mes en México.

México incumple con el T-MEC en el sector energético

En México, Thai dijo que Estados Unidos tiene “inquietudes reales” por la política energética que la 4T implementa. “Desde que la reforma constitucional mexicana de 2013 permitió la participación privada en el sector energético mexicano, las compañías estadounidenses han invertido miles de millones de dólares en infraestructura energética en México, que resultó positiva para manufactureros, trabajadores, el medio ambiente y la seguridad energética de Norteamérica”.

Para tratar de tranquilizar las aguas, la titular de Economía lanzó un mensaje conciliador, sobre un tema que AMLO ni comenta ni se compromete: que en México existe un ambiente de total respeto al Estado de Derecho y de protección a las inversiones.

En el comunicado conjunto Clouthier y la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, hablaron sobre el relanzamiento del Diálogo Económico de Alto Nivel. Las secretarias mencionaron que esta herramienta permitirá profundizar la relación económica basada en la cooperación y la comunicación entre las dos naciones.

Sin embargo, hasta ahora, de parte del sector energético no ha trascendido nada ni existe evidencia de que se haya tratado.

Se eleva la inflación

Por otro lado, en la primera quincena de julio se observa que la inflación a los consumidores continuó por arriba del objetivo del Banco de México, además, en contra de los pronósticos de los analistas, muestra una leve aceleración respecto a la quincena previa, de acuerdo con los datos que divulgó el INEGI, en los primeros 15 días del mes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró un avancen quincenal de 0.37%, y a tasa anual se ubicó en 5.75%.

Al respecto, el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath señaló que la noticia de inflación dada a conocer es definitivamente mala: “la tasa subyacente de la primera quincena de julio es la más elevada para una quincena similar desde 1999”.

Por lo que corresponde a los pronósticos de crecimiento, las cosas no están nada bien para la 4T.

De acuerdo con cifras del INEGI, en 2019 la actividad económica de México registró una contracción de 0.14%, mientras que, en 2020 el PIB del país se desplomó en 8.5%, lo cual representó, en lo que va del siglo, la segunda vez que la economía nacional sumó dos años consecutivos con caídas.

Pero estos datos medibles, no significan nada para la visión optimista del compañero presidente quien aseguró que en 2021 la economía mexicana crecería alrededor del 6%.

De lograrlo, llegaríamos apenas a un crecimiento acumulado de cero desde 2019, cuando, por primera vez en más de 25 años, la 4T estancó a la economía a pesar de que no hubiera razones externas para ello.

Si la comparamos con Estados Unidos, la economía de México quedará muy rezagada y peor si se considera la estimación del FMI, donde Estados Unidos tendría un crecimiento del 6.4%, mientras que nuestro país solo del 5.0%. Es decir, durante el rebote no solo creceremos menos, sino que lo haremos desde peor una caída que la de nuestro principal socio comercial. El desastre continúa, síganle.