Desde hace meses la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga a las dos personas más cercanas al exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera.

A los hermanos Luis Ernesto y Julio César Serna Chávez se les acusa del delito de enriquecimiento ilícito. Anoche fue detenido, Julio, excoordinador de la Central de Abastos en la capital del país. No se descarta que pronto caiga Luis, exsecretario particular de Mancera y su hombre de mayor confianza.

El solo arresto de Julio Serna provocará una seria crisis en la oposición, ya que Mancera, actualmente senador, es una de las figuras más conocidas e influyentes de los partidos —PRI, PAN, PRD— que se aliaron en las elecciones de este 2021 y que pretenden mantener su coalición hasta las presidenciales de 2024.

Si también es arrestado Luis Serna, los problemas de la oposición serán mucho mayores. Hace tiempo, en El Universal, Roberto Rock dijo:

  • Que autoridades federales tienen evidencia de lavado de dinero y evasión fiscal, delitos presuntamente cometidos por Luis Serna, quien fuera secretario particular de Miguel Ángel Mancera.
  • Luis Serna puede ser también la pieza final del derrumbe definitivo del mancerismo, quizá la único que tenía cierta fuerza en el PRD.
  • Las evidencias “apuntan a que Serna y otro grupo de personas actuaron como prestanombres de Mancera y otros funcionarios de la administración capitalina, para permitir la acumulación de una inmensa cantidad de bienes inmuebles”.

Bastante serio es que las acusaciones contra los Serna alcancen a Mancera, pero también a gente cercana a actuales figuras de la oposición en el PRI y en el PAN.

La oposición tiene razones de sobra para preocuparse ya que los hermanos Serna no solo son cercanos a Miguel Mancera, sino que también tuvieron relaciones de todo tipo, legales y no tan legales, con otras personalidades priistas y panistas con presencia en el poder legislativo.

Si los Serna hablan —ya se verá qué logra en ese sentido la fiscalía capitalina—, la oposición tendrá que marginar a algunas de sus figuras para rehacerse solo con gente alejada de toda sospecha, que la hay aunque no domine las cúpulas del PRI y del PAN.

El tema no es menor porque de ninguna manera era poca cosa lo que los hermanos Serna manejaban en el gobierno de Mancera.

Urbanidad periodística

En tiempos en que resulta imposible abrir en internet periódicos que exigen, de manera grosera, un pago por la suscripción, reconforta ir al británico The Guardian y encontrar este mensaje:

  • Ya que se une a nosotros desde México, tenemos un pequeño favor que pedir.
  • Decenas de millones han depositado su confianza en el periodismo de alto impacto de The Guardian desde que comenzamos a publicar hace 200 años, recurriendo a nosotros en momentos de crisis, incertidumbre, solidaridad y esperanza.
  • Más de 1.5 millones de lectores, de 180 países, han dado recientemente el paso para apoyarnos financieramente, manteniéndonos abiertos a todos y ferozmente independientes.
  • Sin accionistas ni propietarios multimillonarios, podemos establecer nuestra propia agenda y brindar un periodismo confiable que esté libre de influencias comerciales y políticas, ofreciendo un contrapeso a la difusión de información errónea.
  • A diferencia de muchos otros, el periodismo de The Guardian está disponible para que todos lo lean, independientemente de lo que puedan pagar. Hacemos esto porque creemos en la igualdad de información.
  • Si alguna vez hubo un momento para unirse a nosotros, es ahora. Cada contribución, sea grande o pequeña, impulsa nuestro periodismo y sostiene nuestro futuro. Apoya a The Guardian desde tan solo $1, solo toma un minuto. Si puede, considere apoyarnos con una cantidad regular cada mes. Gracias.

Así sí dan ganas de suscribirse.