Leí un artículo que me puso a reflexionar seriamente. Joel Kotkin y Wendell Cox publicaron “El futuro inesperado” en la página de internet de Quillette. Subrayé algunas de las ideas y cifras que los autores analizan.

Las transcribo aquí para compartir mi preocupación con todos ustedes:

 Hay un estancamiento demográfico global, a largo plazo, que no se ha visto desde la Edad Media.

 Necesitamos considerar formas de revertir o al menos frenar la rápida despoblación.

 Estamos entrando en una realidad imprevista: una era de lento crecimiento demográfico y, cada vez más, de declive demográfico que moldeará nuestro futuro de formas profundas e impredecibles.

 A nivel mundial, el crecimiento de la población total del año pasado fue el más bajo en medio siglo, y para 2050, se espera que 61 países experimenten una disminución de la población.

 Alrededor del 75% del crecimiento de la población mundial ha ocurrido en los últimos cien años, más del 50% desde 1970.

 Las tasas de crecimiento de la población están cayendo, especialmente en las naciones más desarrolladas, según las Naciones Unidas.

 Según la proyección de la variante media de la ONU, la población mundial alcanzará su punto máximo en 2086, mientras que según la variante baja, el pico ocurrirá en 2053; y para 2100, la población será alrededor de mil millones por debajo del nivel actual.

 El demógrafo Wolfgang Lutz y sus colegas proyectan una población mundial de entre 8,800 y 9,000 millones para 2050, cayendo a entre 8,200 y 8,700 millones para 2100.

 En el proceso, habitaremos un planeta que envejecerá rápidamente. En 1970, la edad media mundial era de 21.5 años. Para 2020, había aumentado a 30.9 años, y la ONU proyecta que será de 41.9 años en 2100.

 La población de Europa se redujo en 744,000 en 2020 y en 1.4 millones el año pasado, la caída más grande en cualquier continente desde que comenzaron los registros en 1950.

 La Unión Europea de 27 naciones proyecta que su población caerá de 447 millones en 2022 a 416 millones para fines de siglo.

 Se prevé que el país más grande de la UE, Alemania, caiga un 5% para 2050, mientras que se prevé que Italia pierda el 10% de su población.

 La fertilidad europea ha disminuido. En comparación con 1970, cuando nacían 16.4 bebés por cada 1,000 personas, la tasa bruta de natalidad se redujo a 9.1 en 2020.

 Según las proyecciones de la ONU, la población de Ucrania caerá un 18 % entre 2022 y 2050, incluso sin tener en cuenta el impacto de la invasión rusa. Polonia bajará un 13 por ciento. Se espera que Rusia baje de 145 millones en 2022 a 133 millones para 2050.

 La fecundidad se ha reducido drásticamente en China, Taiwán, Corea del Sur, Hong Kong y Singapur. Sus tasas de natalidad están muy por debajo de las tasas de reemplazo.

 La población de Japón se reducirá de 125 millones a menos de 90 millones para 2065 y apenas 50 millones para 2115.

 La tasa de crecimiento de la población de EE.UU. cayó al 0.5 por ciento en 2019, la más baja desde 1900.

 Hoy en día, la mayoría de la población mundial vive en países con tasas de fertilidad muy por debajo del nivel de reemplazo.

Bangladesh, una de las naciones más pobres del mundo, ha visto caer su tasa de fecundidad total de 6.9 hijos por mujer a principios de la década de 1970 a 2.0 en 2020.

India, que se espera que sea el país más poblado del mundo para 2024, ha visto caer su tasa de fertilidad total a 2.2.

 En general, los países con tasas de natalidad severamente bajas eventualmente experimentarán un crecimiento económico reducido.

En China se espera que la población de adultos mayores se haya más que triplicado para 2050, uno de los cambios demográficos más rápidos de la historia.

 Para los países de la OCDE, la tasa de dependencia de las personas mayores (es decir, las personas de 65 años o más como proporción de las personas de 20 a 64 años) aumentará del 22% hoy al 46% en 2050.

 Estados Unidos ya enfrenta una crisis masiva de pensiones públicas y se espera que los fondos de reserva de seguridad se agoten para 2035.

 Estos cambios socavan la fuente tradicional de dinamismo económico: la juventud.

 El ascenso de los ancianos, que tienden a estar más preocupados por proteger las pensiones, no es un buen augurio para el crecimiento económico.

 Las empresas están encontrando escasez de trabajadores calificados, lo que aumenta los costos y acelera el movimiento de empleos a países más fértiles.

 La población en edad de trabajar de China (entre 15 y 64 años) alcanzó su punto máximo en 2011 y se prevé que caiga un 23 por ciento para 2050.

 Para 2050, China tendrá 55 millones de personas menores de 15 años menos que ahora. Y tendrá casi 170 millones más de personas de 65 años o más.

 Para 2028, en Estados Unidos, Korn Ferry proyecta que habrá un déficit de al menos 6 millones de trabajadores.

 La ONU predice que el mundo verá un crecimiento de 2,700 millones en los próximos 50 años en comparación con los 4,100 millones del medio siglo anterior. Ese crecimiento será en el mundo menos desarrollado.

 Entre 2022 y 2050, las proyecciones de las Naciones Unidas indican que casi el 55% del crecimiento de la población mundial se producirá en el África subsahariana. Esos trabajadores necesitan un lugar a donde ir.

 Sin un crecimiento económico masivo, la migración al mundo desarrollado, que se espera que promedie 2.2 millones anuales hasta 2050, sigue siendo la única esperanza real de mejorar las perspectivas.

 A pesar de que la nación lucha contra la escasez de mano de obra, es probable que las tensiones de EE.UU. con sus vecinos del sur por la inmigración aumenten en los próximos años.

 La depresión de la fertilidad también refleja el surgimiento de lo que podría describirse mejor como posfamiliarismo.

 Desde 1960, el porcentaje de hogares de una sola persona en los Estados Unidos que viven solos ha aumentado del 13% al 27% (2019). En la Unión Europea (post-Brexit), el 35% de los hogares está formado por una sola persona, mientras que en Finlandia constituyen el 45% de los hogares.

 En China ahora hay 200 millones de adultos solteros, incluidos 58 millones de personas solteras de entre 20 y 40 años.

 En Japón se espera que los hogares unipersonales alcancen el 40% para 2040.

 Se avecina un conflicto generacional. Los millennials enfrentan un futuro de mayor inseguridad económica, peores condiciones de vida y menos oportunidades que las experimentadas por los baby boomers.

 En comparación con sus padres, los jóvenes de hoy tienen más probabilidades de tener un futuro sin bienes ni propiedades sustanciales.

 Un estudio de Deloitte proyecta que los millennials (nacidos entre 1981 y 1996) en los Estados Unidos tendrán apenas el 16% de la riqueza de la nación en 2030, cuando serán, con mucho, la generación adulta más grande.

Para entonces, la generación anterior (Gen X) nacida entre 1965 y 1980 tendrá el 31%, mientras que los boomers, que tendrán entre 80 y 90 años, seguirán controlando el 45%.

Es difícil ver cómo una sociedad dominada por personas mayores y solteras, que ignora las aspiraciones de los jóvenes, pueda progresar con el tiempo.

La tasa de crecimiento de la población en México ha ido disminuyendo constantemente en la última década. Se estima que la población mexicana creció a una tasa del 1% en 2021, por debajo del casi 2% reportado en 1990.

En lugar de seguir perdiendo el tiempo con la confrontación y la polarización política en México, deberíamos empezar a pensar en los retos que estamos heredando a nuestros hijos y nietos.

Twitter: @javier_trevino