Mucho se ha discutido acerca de si México está preparado para ser gobernado por una mujer. Hay consenso: solo plantear esa duda ofende a las mujeres porque, evidentemente, muchas de ellas podrían cumplir un desempeño estelar en Palacio Nacional.

El debate, por razones obvias, se ha centrado en la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, puntera en la carrera sucesoria en Morena. Pero en la oposición también hay mujeres con capacidad para ser candidatas a la presidencia con posibilidades de ganar.

Por su larga trayectoria en el PAN, que nadie olvida a pesar de que renunció al partido; por su seriedad, esto es, porque jamás recurre a la estridencia ni a los insultos vulgares para buscar popularidad; por su compromiso con la ideología conservadora en la que se formó, Margarita Zavala es la mujer de oposición mejor posicionada.

No sé si Movimiento Ciudadano podría entregar su candidatura a una mujer, como Ivonne Ortega o alguna otra militante. ¿Se atrevería el líder de MC, Dante Delgado? Ojalá el veracruzano se mueva en la dirección correcta.

Sería extraordinaria una boleta presidencial como la de Aguascalientes este año, con solo mujeres: María Teresa Jiménez, del PAN; Nora Ruvalcaba, de Morena; Anayeli Muñoz, de MC; Martha Márquez, del PT, y Natzielly Rodríguez, de Fuerza por México.

Candidatas en Aguascalientes

En Aguascalientes habrá gobernadora sí o sí. Una mujer ganará porque en esa entidad solo compiten mujeres. Lo mejor del 2022 electoral.

Edomex

Si los machitos mexiquenses de PRI, PAN y Morena no se aferran al poder en 2023, podría haber en el Estado de México una elección solo entre mujeres.

En Morena la líder es Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública, del poderoso Grupo Texcoco. Pero oposición hay en todas partes, inclusive en el partido de izquierda, así que el Grupo Texcoco tendrá que aceptar el reto de una morenista mexiquense destacada, Mariela Gutiérrez, presidenta municipal de Tecámac.

Mariela quiere y puede ser gobernadora; ojalá la democracia interna de Morena vaya mucho más allá de Texcoco y a la tecamaquense no se le impida participar.

El PRI, que es el partido en el poder en Edomex, cuenta con mujeres brillantes para las elecciones de gobernadora en 2023. Hay ahí una lección para el priismo: superará la crisis causada por el mal portado Alito solo si aprende a confiar más en ellas que en ellos.

¿Quiénes son las mexiquenses priistas que podrían buscar la gubernatura en 2023? Ana Lilia Herrera Anzaldo, diputada federal; Alejandra del Moral Vela, diputada local; Martha Hilda González Calderón, secretaria de la Mujer, y Laura Barrera Fortoul, también diputada federal.

CDMX

Si hay alianza en 2023 entre el PRI y el PAN en Edomex y el panismo se compromete a que sea una priista la candidata a la gubernatura por la alianza opositora, podría el priismo hacerse a un lado en la elección de 2024 para jefa de gobierno de la Ciudad de México.

Y es que si se dan las condiciones —y se están dando—, y si además el machismo político no estorba, la próxima elección capitalina podría enfrentar a dos mujeres valiosas, la senadora panista Xóchitl Gálvez y la izquierdista Rosa Icela Rodríguez, actualmente secretaria de Seguridad Pública.

Xóchitl y Rosa Icela son dos mujeres admirables de ideologías distintas y aun enfrentadas; cualquiera de ellas encabezaría con éxito un segundo gobierno feminista en la CDMX, pero que conste, no un gobierno femenino —destaco lo de no femenino porque normalmente con esta expresión se define al conjunto de valores que buscan reproducir lo que la cultura machista espera de las mujeres, como por ejemplo que se vistan de rosa.

A propósito de ello, no sé si todavía exista el programa de Salario Rosa en el Edomex. Cualquier mujer que sea gobernadora cuando Alfredo del Mazo concluya su periodo, evidentemente estará obligada a continuar con el programa si acaso considera que vale la pena, pero cambiándole el color. Tales cursilerías ya no son aceptables.

Y es que ese color, en la actualidad, solo va bien para la maglia rosa, es decir, la camiseta rosa que distingue a los y las líderes de la clasificación general de los dos Giros de Italia existentes, el de hombres y el de mujeres.