26 de octubre de 2021 | 21:44
Opinión

Cuando el polvo se asiente en Nuevo León

Lo que todos queremos saber es cómo van a gobernar.
Compartir en

En el año de la pandemia, la ficción danesa se consolidó como una de las más interesantes de Europa. “Cuando el polvo se asienta” fue el último gran éxito de la cadena publica danesa DR. La serie de televisión sigue a ocho personajes de distinto origen y clase social, cuyas vidas se entrelazan trágicamente cuando se cometió un atentado terrorista en un restaurante de Copenhague. Lo diferente es que la trama de los terroristas queda en un plano muy secundario. Lo que se quiere mostrar es qué ocurre con las víctimas. Con las que mueren, pero, sobre todo, con las que sobreviven. La serie muestra, durante los nueve días anteriores y los nueve posteriores al atentado, cómo son las vidas de estos personajes, entre los que se encuentra la ministra danesa de Justicia, una popular cantante sueca, una joven sin hogar, el reciente propietario del restaurante atacado y una de sus empleadas, madre de una niña que cumple nueve años precisamente el día del atentado.

En Nuevo León, la elección pasó, la transición casi termina, el nuevo congreso estatal entró en funciones el 1 de septiembre, el gobernador y los presidentes municipales electos están a unos días de iniciar sus mandatos. El polvo se está asentando y lo que todos queremos saber es cómo van a gobernar.

Me parece que muchos de ellos lograron mejorar el proceso de transición. Lo tomaron con seriedad. Se dieron cuenta de los inminentes desafíos que no tenían precedentes en los tiempos modernos. Liderazgo y arduo trabajo realizado por los equipos son las razones de su éxito. No me queda claro todavía si hubo suficiente profesionalismo y cooperación de las administraciones salientes. Pero estoy seguro que los servidores públicos que permanecerán pondrán lo mejor de ellos mismos.

Las necesidades del estado exigían que se comenzara a pensar y a planear en serio una vez pasadas las elecciones. Los riesgos para la seguridad se han incrementado. Ésa es una razón fundamental por la que las transiciones debían realizarse con la cooperación total de todas las partes y el apoyo institucional adecuado. Creo que tanto el gobernador como los presidentes municipales electos se aseguraron que la transición se produjera de la manera más fluida posible. Garantizaron que sus equipos estuvieran en su lugar, informados y preparados.

Por otra parte, enfrentamos una serie de desafíos económicos extremadamente severos. Es imprescindible que los nuevos líderes se prepararen para la posibilidad de gobernar en tiempos de crisis. Para ello se requiere despolitizar el inicio de gobierno. El único riesgo que sería lamentable a estas alturas del partido es el político. A pesar de las complejidades de la transición, la naturaleza urgente de los crecientes desafíos económicos, el riesgo de las consecuencias de ataques políticos es una complicación genuina que no deberíamos enfrentar.

Llegó el momento de que el proceso y la experiencia se pongan por encima de la política. No queremos que el inicio de los gobiernos se convierta en un juego de fútbol político. Al contrario, queremos responsabilidad y prudencia para gobernar. En estos momentos críticos, un inicio de gobierno eficaz es esencial. La transferencia ordenada del poder es una de las características de las que los nuevoleoneses deberíamos estar más orgullosos. Deben desalentarse enérgicamente los esfuerzos por politizar el proceso de los primeros 100 días de gobierno.

Los líderes ya se esforzaron por crear un proceso sumamente disciplinado que contribuyó en gran medida a la eficacia general de la transición. Los diversos equipos recibieron orientación específica sobre las preguntas que necesitaban respuestas y cómo presentar la información. Se maximizó el tiempo. El trabajo emprendido fue relevante. Los informes concisos que produjeron guiarán a los altos funcionarios y les ayudarán a hacerse cargo de sus secretarías y comenzar a implementar decisiones de política en las primeras semanas de gobierno. Veremos cómo se traduce el trabajo de la transición en colaboración, iniciativas legislativas, decisiones ejecutivas que se implementarían pronto después de la toma de posesión.

El compromiso con la participación pública y la transparencia será fundamental. Esperamos que los nuevos gobiernos hagan un uso sin precedente de Internet para alentar a las personas talentosas a aportar ideas, escuchar las preocupaciones del público, compartir información sobre iniciativas legislativas, mantener registros de reuniones entre los servidores públicos y grupos externos y divulgar información financiera.

En un esfuerzo adicional para aumentar la rendición de cuentas y practicar un buen gobierno quisiérmos ver que se implementen los requisitos éticos más estrictos de la historia, frenando la influencia de los cabilderos y grupos de interés.

Los primeros días de gobierno presentan una tentación para aquéllos líderes políticos que son altamente mediáticos. Y voy a ponerles un ejemplo para la reflexión.

Imagina que eres un recolector, o pizcador, de frutas en un huerto. Evidentemente, la fruta que cuelga en la parte de abajo de los árboles es fácil de alcanzar y puedes recogerla rápidamente. Por otro lado, si quisieras alcanzar la fruta que está más arriba de cada árbol, necesitas una escalera.

Llevemos esta imagen al campo de la administración pública estatal y municipal. Algunos gobernadores y alcaldes, que son muy mediáticos, adoptarán el principio de la fruta de abajo, y se centrarán en los objetivos más fáciles de alcanzar. ¿Por qué? Hay resultados rápidos que se pueden comunicar fácilmente.

Si realmente quieren aprovechar esa estrategia, deberían entender bien primero cómo funcionan:

a) El costo de oportunidad. El beneficio que podrían haber recibido de una decisión pero renunciaron cuando decidieron tomar otra acción en particular.

b) El análisis costo-beneficio. El proceso de sumar todos los beneficios y costos directos e indirectos de una decisión en particular, riesgos o costos de oportunidad potencial; poner una cifra en pesos a los beneficios y costos intangibles, y ver si los beneficios superan los costos.

c) La ley de rendimientos decrecientes. A medida que aumentamos un insumo particular, la cantidad de producción disminuye lentamente. En política, a medida que los gobernantes se exceden en el uso de los “golpes de imagen” su eficacia para gobernar disminuye rápidamente.

El principio de la fruta de abajo se basa en la idea de obtener resultados rápidos con poca dificultad. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

Las frutas que están al alcance de la mano pueden proporcionar ganancias rápidas. Permiten tomar decisiones inmediatas, lograr objetivos en poco tiempo, atraer la atención de los medios. Y a los políticos les encanta el impulso para crecer y escalar su popularidad.

Sin embargo, el problema con la fruta de abajo es que, por lo general, la oferta es limitada. En algún momento, el pizcador de frutas deberá traer su escalera. Y puede ser demasiado tarde. Deberá redoblar sus esfuerzos para lograr mejores resultados. Será más desafiante lograr mejores resultados en el largo plazo.

Los recolectores de frutas experimentados generalmente no comienzan con las frutas más bajas. Empiezan por recoger los frutos más altos por varias razones. La fruta que está más arriba tiene más exposición al sol, lo que significa que, en la mayoría de los casos, está más madura y es más dulce. Tienen la gravedad de su lado cuando comienzan desde la parte superior del árbol. Cuando sus bolsas se vuelven más pesadas, pueden bajar en lugar de subir. Finalmente, las frutas que cuelgan más abajo a menudo están dañadas por insectos, magulladas o inmaduras.

Aunque quieran empezar fuerte, con un éxito mediático tempranero, fácil, gratificante, el gobernador y los presidentes municipales deberán encontrar una manera de actuar simultáneamente y pizcar las frutas que cuelgan abajo y, al mismo tiempo, subir los peldaños de su escalera.

Como en la serie danesa “Cuando el polvo se asienta”, después de la elección de Nuevo León, nuestras vidas se entrelazan. Los ciudadanos tenemos la esperanza de que los nuevos gobernantes sabrán tomar buenas decisiones y dar resultados. Esperemos que el desenlace no sea trágico.

Javier Treviño I Twitter: @javier_trevino