Frustrados, tristes, desanimados y desesperanzado porque México se encuentra en un total estado de indefensión que se presenta en todos los ámbitos: seguridad, educación, salud, empleo, desarrollo económico, libertad de expresión, aeronáutica, medioambiente, energía, defensa de los derechos humanos, en fin, el país adolece de muchos males que se agravan, la sociedad mexicana está, como nunca había estado.

Un flagelo

Muy lamentable la matanza en Texas pero en inseguridad, cada día empeoran las cosas, por ejemplo, el lunes pasado en Celaya ocho mujeres y tres hombres murieron “rafagueados”. En la CDMX, una mujer fue presuntamente violada dentro del Búnker de la Fiscalía General de Justicia y en la colonia Roma un sujeto entró a un despacho de abogados y asesinó a tres personas. En Oaxaca el asesinato de Humberto Valdovinos Fuentes, líder campesino, defensor del territorio, de los derechos indígenas y del pueblo afromexicano. En Puebla fue asesinada Cecilia Monzón, abogada y activista de los Derechos Humanos.

¿Nadie podrá defendernos?

No existe autoridad capaz de proteger a la sociedad de los ataques del crimen organizado. Los delincuentes se mueven libremente, con toda impunidad privan de su libertad o persiguen a miembros del Ejército y una célula criminal al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación amenazó con derribar un helicóptero del Ejército que sobrevolaba el municipio de Aguililla.

La tasa de homicidios en jóvenes de entre 15 y 29 años ya alcanzó niveles récord en esta administración. Con datos oficiales del INEGI, en 2020 hubo 5 mil 650 asesinatos de jóvenes, lo que equivale 56.5 homicidios por cada 100 mil habitantes de esta edad, una cifra nunca alcanzada desde 1990, cuando se comenzó el registro.

Abril es el segundo mes del 2022 con más casos de feminicidios a nivel nacional con un total de 82, de acuerdo con el informe nacional de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Desahuciado

El sistema de salud colapsó desde hace tiempo. Por una parte, debido a la destrucción del Seguro Popular, un programa que funcionaba, para ser sustituido por el INSABI, que no duró ni tres años y que fue reemplazado por el llamado IMSS-Bienestar, una réplica del programa clientelar de Salinas de Gortari IMSS-Solidaridad. Por otro lado, el mal manejo de la pandemia del Covid, aunado a la deficiente estrategia para aplicar las vacunas y la falta de apoyo a los médicos que, literalmente, se la jugaron, para atender la emergencia, generó una cifra de muertes fuera de toda estimación.

Pero quizá el peor síntoma del quebranto del sector salud sea el desabasto de medicamentos, desde los más simples, hasta la escasez de tratamientos para el cáncer, particularmente para los niños enfermos, tal situación, muestra de cuerpo entero el estado de indefensión de la sociedad mexicana y, lo peor, cuando los padres de familia protestaron y reclamaron, el presidente los criminalizó.

AMLO prometió que el sistema de salud pública estaría a nivel de los países más avanzados, lo dijo en 2019, en 2020 y en 2021 y ahora, sin los más mínimos resultados positivos, amplió el margen y dice lo cumplirá hasta el final de sexenio.

Lo peor es que, en un afán propagandístico y sin que importara el agravio hacia los médicos mexicanos, decidió que traería a 500 médicos cubanos, lo que no resuelve el problema, pero sí desplaza a los especialistas nacionales, muchos de ellos que han esperado durante años una plaza laboral. Una absoluta contradicción.

En una de sus primeras mañaneras, alguien le preguntó si, como lo había hecho el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, negociaría para traer a México médicos cubanos, AMLO con burla respondió: “No, eso es una bolada de nuestros adversarios”. Al final lo hizo.

Prohibido disentir

Medioambientalistas, actores, cineastas, académicos y la sociedad en su conjunto, han levantado la voz en torno a la construcción del Tren Maya, pero la respuesta ha sido la criminalización y una total indefensión ante la arbitrariedad de una decisión gubernamental sin sentido.

Lo mismo pasó con el AIFA, desde un principio las principales entidades arbitrales que rigen la aviación mundial advirtieron su incompatibilidad, pero se les criminalizó y se oprimió a quienes se opusieron. El resultado está a la vista de todos, incidentes aéreos que afortunadamente, no han terminado en tragedia.

Otro ejemplo es Dos Bocas, desde el inicio no se consideraron las advertencias de que sería un fracaso, incluso en 2019 el ex secretario de Hacienda, Arturo Herrera recomendó ponerla en pausa, su osadía le costó el puesto, también habría advertido que no costaría 8MMD y tuvo toda la razón, hasta ahora es superior a los 12MMD.

Con la malograda reforma eléctrica pasó igual, los diputados de oposición asumieron su responsabilidad y el gobierno los acusó de “traidores a la patria”.

Nadie puede discrepar, nadie puede protestar, nadie puede proponer, nadie puede opinar diferente.

Para colmo, los mexicanos sabemos que recurrir a la autoridad en demanda de justicia y de aplicación de la ley puede ser lo peor. Todo puede ser utilizado en tu contra o puedes resultar “traidor a la patria”, “neoliberal”, “conservador” o “adversario” de AMLO.

¿Nos queda la autodefensa y la anarquía?

El estado de indefensión se presenta en un régimen autoritario o en un Estado fallido y, al parecer, en México tenemos los dos. ¡Cuidado!