• Rosa Icela Rodríguez fue, durante los primeros meses de la gestión de la doctora Claudia Sheinbaum al frente del Gobierno de la Ciudad de México, secretaria general de gobierno. Promotora que el sindicato de los trabajadores fuese manejado por FSTSE a través de un Directorio Sindical para no reconocer el triunfo de Hugo Alonso, en las elecciones de enero de 2020.

• Fue necesario que el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCyA) a cargo de Plácido Morales, legalizara esa ilegal figura no contemplada hasta entonces por los estatutos sindicales. A través de un reconocido abogado, Alonso tramitó diversos amparos.

• Un año ocho meses se mantuvo esa irregularidad, tiempo durante el cual el Directorio Sindical, no rindió los frutos esperados, al haberse rodeado Joel Ayala de ex dirigentes sin influencia entre los trabajadores: Ricardo Anguiano Ortiz, Rogelio Reyes Carmona, José Antonio Xochicale y Julio Miranda, entre otros.

• A Alonso Ortiz de poco le sirvió que el Poder Judicial Federal le diera la razón jurídica hace unos meses reconociéndole el triunfo en esas elecciones por la presidencia del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), cuando un acuerdo político había llevado ya a Aarón Ortega Villa a la dirigencia.

• Para que ese acuerdo fuese posible, se decidió que los dos grupos mayoritarios administraran equitativamente el patrimonio sindical y recibieran el mismo porcentaje de las cuotas de los trabajadores -a Ortega Villa le corresponde sólo el 10 por ciento-.

• Los acuerdos a largo plazo entre el grupo de Alonso Ortiz y César Piña Rodríguez -en realidad Juan Ayala y Sergio Antonio López- impulsados por el entonces subsecretario de gobierno, Efraín Morales -actual operador de la doctora Sheinbaum-, pudieran estar a prueba si Morena la candidatura de Rosa Icela a la Jefatura de Gobierno.

• Ironías de la política: en caso que el líder del Senado de la República, Ricardo Monreal optara ser candidato a jefe de gobierno por un partido que no sea Morena, ¿tendría el apoyo del líder de la FSTSE y del poderoso secretario general de la sección 1 “Limpia y transportes” del SUTGCDMX?

• Es muy probable que Alonso Ortiz mantuviera la alianza que logró con la doctora Sheinbaum, para hacer proselitismo político en su favor en la CDMX, de ser la candidata a la Presidencia de la República, en una maniobra para evitar posibles acciones en su contra de Rosa Icela en caso que ella ganara la jefatura de gobierno.

• Por cierto, la soberbia y ostentación de las que hace gala Cesar Piña Rodríguez, de los coches de lujo que posee -un Mini Cooper descapotable y una camioneta Lobo, entre otros-, junto con la frívola demanda de su líder moral, Juan Ayala Rivero, para que el SUTGCDMX le reintegre 30 millones de pesos, empiezan a cobrarle la factura.

• Malo para el grupo del que Ayala Rivero es líder moral, que la soberbia y presunción de Piña Rodríguez empiecen a ser imitadas por otros dirigentes seccionales afines. En unas semanas más deberá convocarse a elecciones para secretarios generales, incluidas las cuatro secciones más numerosas.

• Para quien también el panorama empieza a ensombrecérsele, es a Francisco García Culebro, tesorero de la comisión nacional de auxilios del SNTISSSTE: no sólo perdió Ivonne Torres Nicolás las elecciones para delegados al congreso de reforma estatutaria en el Hospital Regional “Bicentenario”, en Tultitlán, Estado de México, sino además por vez primera en muchos años enfrenta una planilla de oposición en la sección VI EBDI’s.

• Pancho, junto a su hijo Erick Arturo y su hermano Carlos Fermín, Edmundo Ulises Cortés Sagredo y José Luis Leal, enfrentan el riesgo de denuncias penales por el corrupto manejo del fondo por mil millones de pesos y de cuotas quincenales de unos 80 mil trabajadores del ISSSTE en los últimos 13 años.

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos; son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Colaboración especial para SDPnoticias de agendapropia.mx, portal especializado en asuntos sindicales.