Andrés Manuel es un generador de ingresos para escritores y periodistas de todas las ideologías. No solo por lo que a diario se publica sobre el presidente de México en los medios de comunicación, sino también por la enorme cantidad de libros que se editan y comercializan relacionados con su personalidad y su gobierno.

Ayer Reforma dio espacio al más reciente de tales libros, de Jesús Silva-Herzog Márquez. Me queda la duda de cuál es el título de su obra. En el anuncio de la nota que aparece en la portada de la web del diario de la familia Junco leo: “En su nuevo libro La casa de la contradicción, el escritor Jesús Silva-Herzog Márquez desmenuza al presidente López Obrador y su gobierno”. Pero al abrir la información, Reforma dice otra cosa: “Con anuencia de Penguin Random House y del autor, publicamos un extracto de Demolición, el nuevo libro de Jesús Silva-Herzog sobre AMLO”.

Ignoré la metida de pata de los redactores de Reforma y leí el extracto del libro de Silva-Herzog Márquez. ¿Qué me pareció? De hueva. Es quizá lo más aburrido que se ha escrito sobre Andrés Manuel. Pero supongo que muchos de los lectores de ese periódico lo comprarán, lo que me alegra. Es positivo que el articulista Jesús Silva-Herzog Márquez se gane su dinerito gracias a AMLO.

Hay muchos libros sobre López Obrador.

Muchísimos. Sus autores han lucrado analizando al presidente de México. Cito algunos, no todos, tal vez ni siquiera la mayoría:

  • El país de un solo hombre, de Alfonso Zárate.
  • El naufragio de México: 16 ensayos sobre el futuro del país, coordinado por Francisco Martín Moreno.
  • La nueva disputa sobre el futuro: Ideas viejas para un Mexico moderno, de Luis Rubio.
  • El México que se avecina: Los desafíos de la 4T, coordinado por Julio Astillero Hernández.
  • 4T. Claves para descifrar el rompecabezas, coordinado por Hernán Gómez Bruera.
  • Y mi palabra es la ley: AMLO en Palacio Nacional, de Carlos Elizondo Mayer-Serra.
  • Amlo y la 4T. Una Radiografía Para Escépticos, de Hernán Gómez Bruera.
  • Un daño irreparable: La criminal gestión de la pandemia en México, de Laurie Ann Ximénez Fyvie.
  • Manual del perfecto chairo: Cómo levantarte en armas sin levantarte de tu cama, de Callo de Hacha.
  • Juntos hicimos historia, de Tatiana Clouthier.
  • El pasado, presente y futuro de México, de Ricardo Anaya.
  • Nocturno de la democracia mexicana: Ensayos de la transición, de Héctor Aguilar Camín.
  • Instrucciones para sobrevivir en el México de la 4T, de Trino y Gil Gamés.
  • El Perseverante: El ascenso al poder del líder más grande de la historia moderna en México, de Eliseo Victoriano Faustino.
  • Catecismo para chairos: Guía moral de la 4T, de Antonio Garci y Juan Ignacio Zavala.
  • AMLO y la religión: El estado laico bajo amenaza, de Bernardo Barranco.

¿Una feria literaria contra AMLO?

Del 27 de noviembre al 5 de diciembre próximos se celebrará la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2021.

El evento normalmente ha sido un gran acontecimiento de la mayor relevancia, gracias sobre todo al empuje empresarial del señor Raúl Padilla López, quien no es académico ni intelectual, sino empresario, de la cultura, eso sí.

Mucho me temo que en esta ocasión, la FIL será solo el pretexto de una grilla muy fuerte contra AMLO

Es decir, seguramente se presentarán libros sobre el presidente de México y, como ocurrió hace unos días en la Universidad de Guadalajara —en el foro Los desafíos de la libertad de expresión, hoy— algunos académicos, intelectuales y periodistas molestos por haber perdido privilegios en la 4T, se lanzarán en una campaña de desprestigio contra AMLO.

Si hay alguien con capacidad de movilizar intelectuales en la dirección que considere correcta, es el señor Padilla. Alguna vez organizó, en Barcelona, España, una protesta a favor de Andrés Manuel —para rechazar el desafuero en el periodo presidencial de Vicente Fox—, acción de activismo en la que desempeñó un rol central el premio Nobel de literatura José Saramago. Hace casi un año recordé en SDPNoticias la historia de la mencionada protesta:

Raúl Padilla y José Saramago en Barcelona en favor de AMLO. ¿Ya se nos olvidó

En la actualidad, Raúl Padilla no es aliado, sino rival de AMLO. El propio presidente de México lo ha dejado perfectamente claro en dos o tres de sus mañaneras.

Por esa razón, Padilla se ha convertido en un activista contra Andrés Manuel. Activista de cuidado ya que le sobra capacidad para reunir, en foros abiertamente antilopezobradoristas, a figuras notables como el premio Nobel Mario Vargas Llosa e intelectuales mexicanos destacados —tristemente enemigos de AMLO— como Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín y Jorge Castañeda.

En fin, sobran razones para que la FIL 2021 sea un mitin contra el presidente de México. Ojalá no ocurra así, ya que no está la situación mexicana para eventos que podrían interpretarse como ensayos golpistas.