Siempre he pensado que el subdesarrollo histórico de Latinoamérica es más social, y moral, que político o económico.

He tenido oportunidad de atender a varios pacientes de diferentes países de Latinoamérica de cáncer, y en base a éstas interacciones, he llegado a varias conclusiones sobre el subdesarrollo prevaleciente.

Gracias a la tecnología de los teléfonos celulares, del envío de mensajes sin costo extra y de las llamadas por vía internet, he podido dar consultas a distancia y orientar a varios pacientes con cáncer para darles a conocer el tratamiento que propongo con ácido cítrico, de diversos países de Latinoamérica, incluyendo a Argentina, a Colombia, a Ecuador, a Venezuela, a Panamá, a Chile y a Perú, y, desafortunadamente, el común denominador de todos ellos, es la prepotencia y la falta total de humildad y respeto.

Resulta inentendible, como, a pesar de que saben que tratan con un médico y que el tratamiento que les recomiendo es eficaz y seguro, casi todos ellos terminan faltando al respeto de una manera muy homogénea; basta mencionar el caso de un maestro peruano, al que le demostré reiteradamente con estudios de rayos X que su esposa ya se había curado de cáncer de pulmón después de tomar ácido cítrico, pero con gran prepotencia, me enviaron por mensaje de celular el reporte de un estudio de huesos llamado gammagrafía, que yo no solicité, sin nombre, y sin adecuada interpretación ni firma, lo cual le expliqué, y llamándome por teléfono después del envío del mismo de una manera desafiante, grosera, y altanera, para con insultos, decirme que estaba equivocado, a pesar, repito, de los estudios de rayos X que yo les solicité y que ambos teníamos registrados en nuestros teléfonos celulares, mismos que descartaban totalmente la presencia de cáncer en su esposa, y mismos que si estaban rotulados con el nombre de ella y firmados por el médico que los interpretó, y que muy responsablemente de mi parte ya le había corroborado varías veces a él, y a varios de sus familiares, como contundentes de curación.

Esta prepotencia latinoamericana y falta de respeto a las personas, independientemente de sus títulos, son factores que han hecho que todos los países de Latinoamérica en general se encuentren en desventaja social y moral, y por ende, económica y política, con otros países que si pueden nombrarse desarrollados, donde imperan el respeto y los valores humanos universales.

Y quizá, en la instauración de normas humanitarias de respeto, de humildad, y de valores humanos esté la resolución del subdesarrollo de los países de Latinoamérica, y no tanto en la consecuente adjudicación reciente de gobiernos de izquierda en muchos de estos países que menciono en el presente ensayo.

Twitter: @cancercuretop2