“El nombre hace al hombre.”

Dicho legendario

No escribo el presente ensayo con tendencias proselitistas como nunca lo he hecho, sino más bien, escribo un análisis existencial, como siempre lo he hecho.

El senador Ricardo Monreal Ávila, además de tener un nombre importante derivado de la realeza británica de gran trascendencia sintáctica y gramatical, es un hombre que siempre se ha caracterizado por su manejo cordial del lenguaje español, como muy pocos lo logran, similar al dominio del inglés británico por Winston Churchill.

Pero lo que más se hace notar del senador Ricardo Monreal es su capacidad de transmitir, siempre que habla, esperanza y optimismo, cualidad humana muy difícil de encontrar en estos tiempos de caos humanitario universal.

Y repito, sin intereses proselitistas, yo, como la inmensa mayoría de los seres humanos que nacimos en ésta Patria llamada México, y la gran mayoría también de los que se han nacionalizado como mexicanos, deseamos fervientemente ya vivir en un país grandioso, que aunque a pesar de todos los infortunios históricos, sostiene su grandeza de una manera profética.

Lo que México necesita es un liderazgo sincero, intelectual, esperanzador y optimista, como el del General Lázaro Cárdenas del Río en su momento.

Nota agregada: Recomiendo leer el artículo sobre el campo mexicano en este portal SDPnoticias con fecha: Marzo 21, 2019.

Alberto Halabe en Twitter: @cancercuretop2