Estira y afloja

La molestia de muchos de los aficionados de Sergio “Checo” Pérez puede entenderse desde el punto de vista más puro de la competencia en el deporte. Quien maneja los destinos de Red Bull le ordenó (sí, de esa manera) al piloto mexicano hacerse a un lado para dejar pasar a Max Verstappen y que éste ganará el Gran Premio de España.

De inmediato comenzaron a circular mensajes en los que aseguran que le han “robado” a Checo y que el tapatío no debería dejarse de su propio equipo. Que si ya había liderado algunas vueltas, lo mejor era que peleará por terminar en primero en Montmeló.

El propio Sergio Pérez también lo lamentó, al declarar al final de la carrera que estaba de acuerdo con lo que había sucedido, pero lo sentía injusto, ya que para el volante mexicano, este tipo de órdenes y de movimientos, “no se deben gastar apenas en la sexta carrera del año”.

¿Qué lugar tiene el Checo Pérez en Red Bull?

Finalmente de lo que uno se puede dar cuenta es del lugar en donde Red Bull tiene al “Checo” Pérez, quién ha mostrado sí calidad, pero ha quedado relegado por su equipo, que da la impresión de que despreciara lo que puede generar Checo, lo que es evidente desde el hecho de que el auto de Verstappen siempre está mejor trabajado.

En el GP de España inclinaron la estrategia en favor de Verstappen y el Checo cumplió como debía hacerlo, cómo parte de un equipo que sin embargo, no siempre le ha ayudado cuando lo ha requerido en algunos momentos de su estadía con la escudería austriaca, que lamentablemente siempre lo trata como de segunda, incluso cuando Verstappen ha estado sin opciones y Pérez va en buenos lugares.

Le han fallado en el armado del auto, en los pits, y ayer han dejado claro que siempre estará relegado pese a todo lo que ha hecho por esta escudería y su compañero.