22 de septiembre de 2021 | 02:34
Opinión

Mis razones para el Sí

Se trata de poner en el banquillo a los expresidentes del neoliberalismo. Nunca más el saqueo, nunca más la corrupción.
Boleta juicio a expresidentes
Compartir en

SONORA POWER

Este domingo 1 de agosto los ciudadanos en México tenemos una cita con la historia, tendremos la oportunidad de votar en una inédita consulta y responder Sí o No a una pregunta, que busca determinar la posibilidad de someter a juicio a los expresidentes: Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari por su responsabilidad en hechos de sus respectivos sexenios.

Es la esencia de la democracia participativa que está contemplada en la Ley de Participación Ciudadana, que el pueblo sea capaz de decidir cómo y de qué manera se abordan las grandes decisiones nacionales.

Hay argumentos a favor y en contra y una oposición manifiesta a que esta consulta se haga, resistencia que proviene del status quo que controló el país antes del 2018, hay también un vacío mediático al respecto, es el corolario de un largo camino a favor de la democratización del país, que muchos de los que hoy se oponen a la consulta incluso impulsaron en otros momentos.

Se trata de poner en el banquillo a los expresidentes del neoliberalismo con el objetivo de llamarles a cuentas por los hechos del pasado reciente, crisis económicas, masacres, abusos, excesos del poder, corrupciones, complicidades.

Los presuntos implicados son:

√ Carlos Salinas de Gortari, el llamado padre de la corrupción .

√ Ernesto Zedillo Ponce de León, el Chico de dieces el que sí sabía cómo hacerlo y quien entregó al país y lo llevó a la quiebra.

√ Vicente Fox Quesada, el traidor a la democracia.

√ Felipe Calderón Hinojosa, el que llevó al país a la espiral de violencia y sangre que hoy padecemos.

√ Enrique Peña Nieto, el presidente de la decadencia del régimen, represor, corrupto, representante del régimen de la corrupción que nos llevó a decir ya basta.

Representan 30 años de malos gobiernos, pero también la esencia de lo que fue esa etapa que inició en 1982 a partir de este convencimiento que se nos metió a los mexicanos en la cabeza de que era malo el modelo nacionalista y que era mejor abrir a México a una especie de venta de garaje, porque en efecto el desgaste de los gobiernos del PRI, los herederos de la tercera transformación, entraron en decadencia, tras los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo, que nunca pudieron con las resacas del autoritarismo por las represiones del 68 y el 71 y la Guerra Sucia de los años setentas y ochentas.

Esa decadencia se vio acentuada con el gobierno inoperante de Miguel de la Madrid (1982-88), que vio impotente en 1985 cómo fue el pueblo el que salvó a México de los efectos devastadores de los sismos que afectaron a la Ciudad de México.

Lo más lamentable es que hoy vemos a la derecha y a la reacción, porque hay muchos presuntos intelectuales que antes se formaban en ese espectro ideológico llamado izquierda, rechazar el ejercicio de consulta ciudadana pretendiendo que no es necesaria e incluso califican al gobierno de la Cuarta Transformación “la dictadura de los plebiscitos” como si eso pudiera existir.

Estamos en un momento histórico, una etapa del ciudadano, en donde nuestra voz y nuestras posiciones son escuchadas y que podemos alzar la voz.

En este caso invito a participar, a que voten, yo votaré por el sí, que enjuicien a los expresidentes y que sirva de lección para el futuro. Nunca más el saqueo, nunca más la corrupción.

Se requieren de 37 millones de Sí, para llevarlos a juicio, así que sin titubeos.

El mecanismo de la consulta se pondrá a prueba en escala nacional y esto es un laboratorio, porque luego se viene la consulta de revocación de mandato, lo que está a discusión aquí son los derechos ciudadanos, claro, el ejercicio de nuestra voz como sociedad y nuestra voluntad como ciudadanos.

Es necesario alzar la voz y participar

Muchas décadas de lucha ciudadana debieron pasar para que esto fuera posible, incluso quienes hoy se oponen, en el pasado no muy lejano formaron grupos ciudadanos para promover lo que entonces llamaban democracia sin adjetivos, formaron grupos de discusión, como el “Grupo Polanco”, hoy sin embargo todos ellos se han pasado al otro lado.

No debemos dar ni un paso atrás, esta democracia es nuestra y no nos la quitarán.

Yo por eso digo Sí, sí, sí, sí y sí; sí a la consulta, sí al juicio a los expresidentes, sí a la democracia, sí a la voluntad ciudadana, sí a la transformación, de México en un país de leyes y no de impunidad.

Cómo es sabido ya el presidente de México Andrés Manuel López Obrador no tiene fuero, puede ser señalado y enjuiciado por la comisión de delitos; sin embargo persiste el fuero de legisladores, gobernadores y alcaldes, lo que constituye una aberración, que debe anularse. Creo que eso es materia de una consulta posterior.

Tenemos una cita con la historia, no hay que desdeñarla.

Comentarios: demiandu1@me.com

Twitter:@Demiandu