ESTIRA Y AFLOJA

El título de Liga que el Cruz Azul consiguió hace un año solamente fue espejismo de lo que sigue siendo la triste realidad de este club de futbol: que sigue siendo utilizado como un botín político de los patéticos personajes que buscan tenerlo el poder en la Cooperativa de la cementera. Después de volver a ser campeón, este club regresó a las malas prácticas de su directiva, corrieron a quienes habían funcionado bien como Álvaro Dávila, y ha caído en una dinámica que lo ha dejado a la deriva.

El equipo cruzazulinos volvió a entrar a la Liguilla, pero más allá de verlo como un candidato a la pelea por el título, se percibe como un grupo de futbolistas y cuerpo técnico harto, con más ganas de que acabe su participación en el torneo que otra cosa. A Juan Reynoso los aficionados tendrán que agradecerle durante mucho tiempo que hizo que dejarán de ser blanco de burlas y más burlas por la falta del campeonato liguero, pero como muchos otros que ni siquiera ganaron algo, saldrá de la institución de mala manera.

Para rematar estos días difíciles para la gente de Cruz Azul, la reaparición de Guillermo Álvarez a través de un video vuelve a comprar el entorno de todo lo que tiene que ver con esta marca y que por supuesto afecta al equipo de futbol, aunque quieran negarlo.

Al resumir la actualidad de Cruz Azul es difícil encontrar algo positivo:

  • Problemas cooperativa. Se recrudece la pelea por el control del poder, algo que afecta al equipo, y que además ha originado enfrentamientos violentos en los que incluso ha habido muertos.
  • Billy Álvarez aparece. Prófugo de la justicia, el expresidente de Cruz Azul se hace visible de nueva cuenta en medio de está batalla por el mando de todo lo que tiene que ver con esta importante marca en México y el extranjero.
  • Jaime Ordinales vs Juan Reynoso. Desgastada relación que originó ya la renuncia no aceptada del técnico peruano, pero que ha mermado el interés del cuerpo técnico por trascender con esta institución, la cuál, incluso parecería que sienten que los traicionó con el caso de Joaquín Velázquez, quién después de resolver un problema legal no fue reincorporado de inmediato a sus funciones.
  • Les vale el torneo. Esa es la impresión que dan sobre la cancha. No se puede creer que este equipo no tenga capacidad. Lo que no muestra es hambre, ambición y eso se refleja con el simple y sencillo hecho de que hay momentos en los partidos que da la impresión que no quieren tirar a gol.

Cruz Azul tiene que ir al estadio Universitario en busca de una victoria de dos goles o más para poder avanzar a las semifinales del Clausura 2022, pero como están las cosas, parecería que para muchos ahí adentro del equipo, sería mejor que ya acabará el torneo.

Gerardo Velázquez de León en Twitter: @gvlo2008