5 de agosto de 2021 | 23:21
Opinión

Barruntos políticos: asesino solitario, colchón solitario, perno solitario

Todos inocentes en la Línea 12, Zoe a Gobernación (dicen) y el PRI cogobernará el nuevo Nuevo Léon
Continúan los trabajos de remoción de escombros así como de peritajes por accidente en la Línea 12 del Metro
Compartir en

El país en el que nadie tiene la culpa de nada

√ En México nunca nadie tiene la culpa de las tragedias y los homicidios. Ni siquiera de los magnicidios.

√ ¿Quién mató a Luis Donaldo Colosio? ¡¡¡Un asesino solitario!!! Esta es la versión oficial.

¿Cómo murió en el Estado de México, cuando Peña Nieto era gobernador, la niña Paulette Gebara Farah? Lo único que se supo es que fue ¡¡¡un colchón solitario!!! el que acabó con su vida.

¿Quién tuvo la culpa del derrumbe de la Línea 12 del metro en el que perdieron la vida más de 20 mexicanos pobres? Exactamente: ¡¡¡Un perno solitario!!!

En la más reciente desgracia que ha enlutado a la nación ya respiran tranquilos el jefe de gobierno que construyó la Línea 12, Marcelo Ebrard; su entonces secretario de Finanzas, Mario Delgado; el propietario de la empresa constructora, Carlos Slim, varios directores y directoras del metro que nada hicieron para brindar seguridad a los usuarios, y el sucesor de Ebrard, Miguel Mancera, lo mismo que la actual jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

Todos y todas coinciden en el castigo que merece el perno solitario que tiró la estructura del metro: pena de muerte.

¿En serio piensan que con un pernicidio quedará satisfecha la opinión pública?

La obligada a ponerse las pilas y dar a conocer, pronto, a los verdaderos responsables, es la fiscalía de la CDMX y, con esta dependencia, la propia Sheinbaum.

A la jefa de gobierno no debe paralizarla la necesidad de la 4T de mostrar una unidad que, bien lo sabemos, estallará en mil pedazos cuando se desate en serio la carrera por la candidatura presidencial de Morena en 2021.

¿Gatell al IMSS? ¿Zoé a Gobernación?

Suena y suena entre políticos y periodistas que el rockstar de la epidemiología será pronto director del IMSS. Ni duda cabe, en la política no pocas veces lo que se premia es la incompetencia.

Después de su ‘trabajo’ —es un decir— como estratega contra la pandemia de coronavirus, Hugo López-Gatell ni duda cabe que hará que otra vez las siglas del IMSS signifiquen de verdad lo que antes se decía de broma: Importa Madre su Salud.

√ Zoe Robledo suena también. Es decir, dejaría el IMSS para cederlo a Gatell y volvería a Gobernación, donde ya fue subsecretario.

Como segundo en la estructura de la secretaría todavía encabezada por Olga Sánchez Cordero, el graduado del odiado ITAM —odiado por la 4T—, llegó a ser mencionado mucho muy prematuramente como posible contendiente en las presidenciales.

Así que si Zoé Robledo regresa en plan de jefe máximo a la dependencia que se supone debiera coordinar al gabinete, habría que apuntarlo entre los favoritos para quedarse con la candidatura de Morena para 2024.

Quizá esa es la razón de que el presidente AMLO no lo haya mencionado entre el relleno que se sacó de la manga para proteger a Sheinbaum.

Es verdad, López Obrador, ante los problemas de Claudia y Marcelo por la Línea 12, dijo que hay más aspirantes, Tatiana Clouthier, Esteban Moctezuma y Juan Ramón de la Fuente.

A Tatiana y a los otros dos nadie les tomó en serio. Si Zoé reemplazara a la ministra en retiro en Gobernación, habría que tomarlo muy seriamente en cuenta.

El PRI, ¿cogobernar Nuevo León?

Las elecciones de gobernador las ganó Samuel García, de Movimiento Ciudadano, pero por increíble que se vea, este partido no logró ninguna diputación local.

Así, Samuel deberá lidiar con un congreso controlado —otra vez— por el PRI y el PAN.

La historia del Bronco Rodríguez vuelve a repetirse: medio empezó a gobernar en su último año, que fue cuando aceptó pactar con los dos grandes partidos tradicionales, especialmente con un operador experimentado, Francisco Cienfuegos.

El señor Cienfuegos resultó derrotado en la contiende por la alcaldía de Monterrey, que ganó Luis Donaldo Colosio Riojas. Pero de ninguna manera Cienfuegos está fuera de la cancha. Es quien verdaderamente manda en el congreso saliente y ya opera en el PRI y el PAN para seguir dictando la línea en el próximo congreso.

Por lo pronto, ha dicho El Norte en su columna de M.A. Kiavelo:

“En el Congreso local alistan un madruguete” para amarrarle las manos a Samuel García a la hora de nombrar funcionarios muy importantes.

Los todavía diputados locales, “controlados en su mayoría por el priista Francisco Chispitas Cienfuegos, quieren hacer cambios en importantes leyes al cuarto para las 12”.

Lo que buscan el PRIAN es que el congreso dominado por el PRI y el PAN —así es ahora y así será el próximo sexenio— “lleve mano por encima del gober en turno en las designaciones de los titulares de Agua y Drenaje, el Instituto de Movilidad, la Red Estatal de Autopistas, Simeprode y Metrorrey: o séase, ¡puras cajas chicas del Estado!”.

Para no ser otro gobernador tullido políticamente hablando, es decir, para no ser otro florero como lo fue Jaime Rodríguez durante años, el gobernador electo Samuel García deberá recurrir a la esencia de la buena política: la negociación. ¿Con quiénes? Con los diputados del PRI y del PAN, lo que en los hechos significará que deberá negociar con Cienfuegos.

Nadie duda de las capacidades negociadoras de Samuel, a quien quizá lo primero que se le va a pedir es que modere a Colosio Riojas en sus afanes de investigar —y eventualmente castigar— a Adrián de la Garza, exalcalde de Monterrey.

Seguramente Samuel con realismo aceptará pactar lo que sea conveniente para Nuevo León. Falta ver si Colosio está de acuerdo. Porque el juego de Luis Donaldo no necesariamente empata con las necesidades del gobernador fosfo fosfo.