Preso de Guantánamo de "alto valor" se declara culpable para rebajar condena

Washington, 29 feb (EFE).- Majid Khan, un preso de Guantánamo "de alto valor" por su relación con el cerebro de los atentados del 11-S, se declaró hoy culpable de los cargos que se le imputan para reducir su condena a cambio de cooperar con el Gobierno de Estados Unidos.

El acusado, de 32 años, se declaró culpable de todos los cargos que se le imputan, incluido asesinato, espionaje y apoyo al terrorismo, por los que podría haber sido condenado a cadena perpetua.

Sin embargo, gracias al acuerdo de culpabilidad, que contempla su compromiso de declarar en los juicios militares contra otros detenidos de Guantánamo, entre ellos varios vinculados con los atentados del 11 de septiembre de 2011 contra Nueva York y Washington, no será condenado a más de 25 años de cárcel.

Khan, un paquistaní que tenía residencia legal en EE.UU., fue capturado en Karachi (Pakistán) en marzo de 2003 por sus presuntos vínculos con Al Qaeda y entregado a las autoridades estadounidenses.

Permaneció detenido en un lugar no revelado por las autoridades antes de ser trasladado a Guantánamo en 2006.

Khan está acusado de colaborar con el autoproclamado autor intelectual de los atentados del 11S, Khalid Sheikh Mohammed, en distintas conspiraciones contra EE.UU., como un plan para envenenar depósitos de agua y otro para hacer explotar los tanques de almacenamiento subterráneo de combustible en las gasolineras.

Además está acusado de un intento de asesinato del expresidente pakistaní Pervez Musharraf y de entregar los fondos utilizados para llevar a cabo los ataques en agosto de 2003 contra el hotel J.W. Marriot en Yakarta (Indonesia).

El acuerdo implica pedir al juez que demore la sentencia cuatro años y el resultado dependerá del cumplimiento del acuerdo por parte del acusado.

Funcionarios familiarizados con el caso han comentado incluso que, si cumple con los términos del acuerdo, Khan podría ser transferido a su país, Pakistán, "en algún momento".

En caso de que Khan proporcione una "cooperación completa, veraz y asistencia en apoyo de las futuras actuaciones de la Justicia, la pena se reducirá a un máximo de 25 años y un mínimo de 19, según explicó el coronel del Ejército James Pohl durante la comparecencia que se celebró en Guantánamo.

Además, el tiempo que pase en la cárcel a partir de hoy contará como parte del cumplimiento de la condena de esa sentencia final.

El acusado, vestido de traje oscuro, camisa blanca y corbata, dijo entender los cargos de los que se le acusa y se declaró culpable de manera voluntaria, al tiempo que renunció a comparecer ante un jurado militar.

No obstante, hizo hincapié en que, a pesar de reconocer que formaba parte de una conspiración para cometer atentados terroristas, no necesariamente sabía los detalles sobre los ataques.

En 2007, durante una vista judicial, Khan negó su pertenencia a la red terrorista Al Qaeda e indicó que no era "un extremista" ni un "enemigo combatiente".

También entregó entonces un comunicado al tribunal en el que juraba que Guantánamo era "peor que las cárceles de la CIA" y denunciaba haber sido torturado por las autoridades estadounidenses.

0
comentarios
Ver comentarios