jueves 23 de noviembre de 2017 | 05:13
Nacional

Deportan a mexicana que intentó renovar permiso de estancia en EU

Redacción SDPnoticias.com jue 09 feb 2017 15:24
Foto propiedad de: Twitter

Guadalupe García fue enviada a México después de 20 años de residir en EU, luego de que autoridades de Arizona le negaran renovación de permiso "de remoción" por orden ejecutiva de Trump.

Estados Unidos.- Guadalupe García de Rayos fue deportada esta madrugada a México luego de que autoridades de Phoenix, Arizona, negaran la renovación de su permiso de estancia como consecuencia de los nuevos criterios de inmigración del gobierno de Donald Trump. 

La mexicana, de 36 años de edad, fue detenida ayer por la tarde, cuando acudió, voluntariamente, a renovar su permiso "de remoción" para permanecer en territorio estadounidense, trámite que completaba de manera rutinaria desde 2008, año en que fue detenida en una "redada" del entonces alguacil Joe Arpaio por poseer documentos falsos. 

La mujer llegó en 1995 a Phoenix, ciudad en la que cursó la escuela, se casó y tuvo 2 hijos. Luego de su arresto de 2008, García de Rayos se convirtió en una de las caras de Puente Arizona, una ONG migrante que encabezó las protestas que provocaron su liberación 6 meses después del arresto. 

La mañana del miércoles, Guadalupe acudió a una cita en la Agencia de inmigración y Aduana (ICE, por sus siglas en inglés) para renovar su permiso, un proceso que, de acuerdo con su familia, era "de trámite". Sin embargo, la mujer no salió de las oficinas de inmigración por su propio pie, sino en una furgoneta de la agencia para ser deportada a "la línea" de Nogales, Sonora. 

El arresto previo a su deportación generó protestas frente a la sede de la ICE. Las movilizaciones fueron encabezadas por sus hijos adolescentes, y la policía local reportó 6 detenidos. Durante el gobierno de Barack Obama, García de Rayos no formaba parte de la "lista" de prioridades de deportación, debido a que no cometió ningún delito grave. 

Sin embargo, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en sus primeros días de gobierno que cambió los criterios: todas las personas sin documentos oficiales que hayan incurrido en algún delito serán enviadas a sus países de origen. 

Tras la repatriación, su familia ofreció una conferencia de prensa desde los suburbios de Phoenix, para manifestar su tristeza por los hechos, que consideraron como una injusticia. En un comunicado, la ICE aseguró que el caso de García de Rayos fue revisado por varias estancias, como la Junta de Apelaciones de inmigración, y que ninguna de ellas encontró bases para ampliar su estancia provisional. 

Con información de Notimex e Univisión