En la búsqueda de lograr que las baterías de autos eléctricos sean más eficientes y baratas, un grupo de científicos descubrió que un tipo de mineral sin precedentes contiene una tierra rara, buscada por sus propiedades superconductoras.

Dicho mineral llamado Niobobaotita, está compuesto de niobio, bario, titanio, hierro y cloruro. De todos, el mayor interés lo provoca el niobio. Este metal de color gris claro se utiliza hoy en día principalmente en la producción de acero, al que refuerza sin añadir peso significativo.

El niobio también se utiliza para fabricar otras aleaciones (materiales compuestos de mezclas de metales) y se puede encontrar en aceleradores de partículas y otros equipos científicos avanzados porque es un superconductor a bajas temperaturas.

Un gran hallazgo

Este descubrimiento se realizó en el depósito de mineral de Bayan Obo en la ciudad de Baotou, Mongolia Interior, el 3 de octubre. El mineral marrón-negro es el decimoséptimo tipo nuevo encontrado en el depósito y uno de los 150 nuevos minerales encontrados en el área, según la Corporación Nuclear Nacional de China (CNNC).

[object Object]

El descubrimiento podría ser una ganancia inesperada para China, que actualmente importa el 95% del niobio. Dependiendo del volumen y la calidad de este elemento, el gigante asiàtico podría volverse autosuficiente.

Las ventajas

El metal también puede tener una mayor demanda en el futuro a medida que los investigadores trabajen para desarrollar baterías de niobio-litio y niobio-grafeno.

Estas baterías pueden reducir el riesgo de incendio cuando se usan con litio. Asimismo, la combinación de niobio-litio se carga más rápido y se pueden recargar con más frecuencia que las baterías de litio tradicionales.

Como parte del hallazgo, los investigadores revelaron que las baterías pueden durar alrededor de 30 años (10 veces más que las baterías de iones de litio) y pueden cargarse completamente en menos de 10 minutos.