La reina Isabel, de 96 años de edad, faltará al segundo día de su jubileo de platino, que se llevará a cabo el viernes 3 de junio, por un “malestar”.

La ausencia de la reina Isabel no será la única notoria en la celebración, pues el príncipe Andrés, de 62 años, también se perderá el evento por motivos de salud.

Sin embargo, la prensa estará más que atenta al evento, pues se espera la reaparición de dos polémicos royals que llevan más de dos años sin dejarse ver en Reino Unido: el príncipe Harry y su esposa Meghan, duquesa de Sussex.

Reina Isabel II: Así serán los festejos para la celebración por su Jubileo de Platino

Reina Isabel “ha concluido a regañadientes que no participará” en el segundo día de su jubileo de platino

En la víspera, la casa real británica anunció que la reina Isabel, con crecientes problemas de movilidad, experimentó “un cierto malestar” tras aparecer dos veces de pie en el balcón del Palacio de Buckingham.

Ese día, la reina Isabel lanzó las cuatro jornadas de festejos por su “jubileo de platino”, lo que habría resultado muy demandante para su frágil condición.

Así lo indica un comunicado de la casa real británica, en el que se anunció que la situación obliga a la reina Isabel a ausentarse de los festejos:

“Teniendo en cuenta el trayecto y la actividad necesaria para participar en la misa de acción de gracias en la catedral de San Pablo, su majestad ha concluido a regañadientes que no participará”

Casa Real Británica
[object Object]

Reina Isabel: El príncipe Andrés se ausentará del jubileo de platino por Covid-19

El príncipe Andrés, de 62 años, considerado “hijo predilecto” de la reina Isabel, tampoco estará presente en el segundo día del jubileo de platino, debido a que fue diagnosticado con Covid-19.

Los que sí se dejarán ver por primera vez en público desde hace dos años en el Reino Unido son el príncipe Enrique y su esposa Meghan, quienes sacudieron a la monarquía en 2020, cuando decidieron salir de ella.

POco después, HArry y Meghan se fueron a vivir a California, Estados Unidos, desde donde criticaron a la familia real, llegando a acusar de racismo a uno de sus miembros que no nombraron.

Desde entonces han visto a la reina poco y en privado y su hija menor, Lilibet, que el sábado cumple un año, no conocía hasta ahora a su bisabuela.

Con información de AFP