15 de octubre de 2021 | 21:18
Internacional

Mujer convence a su amante de matar a su esposo y huye tras operarse el rostro

La mujer aparentaba amar a su pareja, pero convenció a su amante de matarlo con cinco balazos
Frank Theer y Michelle Forcier
Compartir en

Una mujer convenció a su amante de matar a su esposo y después huyó tras operarse el rostro. Esta es la historia de Michelle Forcier.

La mujer conoció al que luego se convirtió en su esposo, Frank Theer, en la secundaria, pero esperaron hasta que él se graduara de la Fuerza Aérea para casarse, en 1991.

A sus 20 años, parecían ser la pareja perfecta; se divertían juntos y no tenían hijos. Michelle Forcier trabajaba en un consultorio de psicólogos mientras esperaba graduarse.

Pero cuando finalmente se tituló, la mujer comenzó a sentirse sola; peleaba mucho con su esposo y comenzó a buscar citas por Internet.

Allí, Michelle Forcier se hacía llamar “morenacasada” y rápidamente llamó la atención: tuvo juego de rol, tríos bisexuales, prácticas sadomasoquistas, parejas swinger, etc.

Sus amoríos siguieron hasta que conoció al sargento John Diamond, de quien también se hizo amante.

Convence a su amante de matar a su esposo

Michelle Forcier convenció a John Diamond se matar a su esposo, Frank Theer.

En el año 2000, la mujer se fue de casa y se mudo con su amante, pero pronto se dio cuenta de que John Diamond no era mucho mejor que su esposo.

Entonces, regresó a Estados Unidos y retomó la relación con Frank Theer. Sin embargo, su amante seguía buscándola y asegurándole que haría todo por ella.

La mujer aprovechó esas palabras y le pidió a John Diamond que matara a su esposo. El hombre le dio seis balazos cuando Frank Theer subía las escaleras.

Ella entonces salió y pidió que llamaran a emergencias, pero las empleadas notaron que Michelle Forcier no lloraba ni temblaba por lo sucedido.

Como la policía sospechó todo desde un principio, la mujer se operó el rostro, sin embargo, fue arrestada y condenada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.