28 de noviembre de 2021 | 09:32
Internacional

Exmonaguillo del Vaticano denuncia haber sufrido abuso sexual

El exmonaguillo no sólo denunció el abuso sexual, sino que destacó el silencio impuesto por la jerarquía católica.
El Vaticano
Compartir en

Un exmonaguillo del Vaticano denunció haber sufrido abuso sexual de parte de un miembro del Preseminario Pío X, durante su estadía en el año 2007. 

El juicio de L.G es el primer caso de abuso sexual que será tratado ante un tribunal del Vaticano. Donde, además de denunciar los actos cometidos por el sacerdote Gabriele Martinelli, se enfatizó el silencio impuesto por la jerarquía católica hacia dichos casos. 

Exmonaguillo denuncia que su compañero de seminario “se metía a (su) cama por la noche”

L.G ingresó al Preseminario Pío X del Vaticano -residencia de adolescentes que quieren iniciarse como sacerdotes- en el año 2006. Según contó al tribunal, a principios del 2007, fue abusado sexualmente por el entonces seminarista, Gabriele Martinelli, quien era solo 1 año mayor que él.

"Para mí era algo muy extraño. Era pequeño y nunca había tenido experiencias con el mundo sexual. Ni en mi casa ni en mi pueblo me habían hablado de sexo. Sentí cierta confusión, pero no sabía muy bien lo que estaba pasando."<br>

L.G

En la denuncia, L.G detalló el primer abuso sexual que sufrió de parte de Martinelli, su compañero de seminario:

"Martinelli me bajó los pantalones y empezó a tocar mis partes íntimas para masturbarse. Una vez que terminó, se marchó como si no hubiera ocurrido nada. Fue un shock, me sentí paralizado."

L.G

L.G dijo que, desde entonces, los abusos sexuales no se detuvieron; “sucedían dos o tres veces por semana”; incluso, “(había) sexo oral y anal mientras los compañeros de cuarto se dormían o se hacían los dormidos", explicó el exmonaguillo del Vaticano.

Preseminario Pío X del Vaticano ocultó los abusos sexuales

L.G recordó que, en el año 2009, decidió hablar con Enrico Radice, entonces rector del Preseminario Pío X del Vaticano, pero no pudo “explicar a detalle los abusos”. No obstante, la máxima autoridad de la residencia ignoró su denuncia, y “creyó que se trataba de envidia” hacia Gabriele Martinelli.

Para el año 2013, cuando L.G había salido del seminario, decidió escribir una carta donde hablaba de los abusos sexuales cometidos en su contra. Según L.G, su única intención era “obtener dinero para pagar una terapia psicológica”; pero no hubo respuesta del Vaticano.

Mientras L.G abandonó el interés sacerdotal por un “asco total” hacia la vida eclesiástica, Gabriele Marinelli fue ordenado como sacerdote en el 2017. 

Juicio en contra de Gabriele Martinelli por abuso sexual a menores

Gabriele Martinelli, de 28 años de edad, fue acusado por el delito de abuso sexual a menores durante los años de 2007 y 2012, mientras era coordinador del seminario del Vaticano. Enrico Radice, quien fue rector durante el mismo periodo, es acusado de encubrir las acciones de Martinelli.

Oscar Cantoni, obispo a cargo de Martinelli, confirmó que entre los años de 2006 a 2012, la iglesia recibió informes sobre la “conducta sexualmente inapropiada” del sacerdote, pero, ya que no era parte del clero en ese entonces, “no existe una norma para esos casos”.

Por su parte, Gabriele Martinelli ha sostenido en el juicio su inocencia, pues asegura que se trata de “acusaciones sin fundamento”. Actualmente, trabaja en un centro de retiro en el norte de Italia. 

Con información de EFE y AFP