Rusia lanza amenaza a Estados Unidos con atacar instalaciones de la OTAN

El Ministro de Defensa Anatoly Serdyukov también advirtió que las conversaciones entre Moscú y Washington sobre el plan de la OTAN en Europa están "cerca de un punto muerto''.

Moscú, Rusia.- El jefe del estado mayor ruso, Nikolai Makarov, amenazó con lanzar un ataque preventivo contra las instalaciones antimisiles de la OTAN en Europa del este, si Washington sigue adelante con su controversial plan de defensa.

 

Makarov fortaleció las declaraciones que formuló el año pasado el Presidente Dmitry Medvedev, de que Rusia respondería militarmente si no llega a un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN.

 

"Se tomará una decisión de usar una fuerza destructiva preventivamente si la situación empeora'', amenazó el ruso.

 

El Ministro de Defensa Anatoly Serdyukov también advirtió que las conversaciones entre Moscú y Washington sobre el plan de la OTAN en Europa están "cerca de un punto muerto''.

 

Moscú rechaza la afirmación de Washington de que el plan sólo está destinado a resguardarse de cualquier amenaza misilística de Irán y ha manifestado temores de que a la larga será suficientemente poderoso como para contrarrestar el disuasivo nuclear ruso.

 

Este jueves, en el comienzo de una conferencia de dos días con representantes de unos 50 países, un alto funcionario de defensa reiteró la oferta de Moscú de operar el escudo antimisiles junto con la OTAN.

 

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, dijo que ese sistema de defensa europeo conjunto podría afianzar la seguridad en todo país del continente, y sería adecuado ante posibles amenazas, además de que no afectará la seguridad estratégica.

 

La OTAN ha dicho que desea cooperar con Rusia en el escudo defensivo, pero al mismo tiempo ha rechazado la propuesta de Moscú de operarlo conjuntamente.

 

El subsecretario general de la OTAN, Alexander Vershbow, dijo que el escudo antimisiles no está ni estará dirigido contra Rusia, y agregó que sus misiles balísticos intercontinentales son demasiado veloces y avanzados como para que los pudiera interceptar el planeado sistema.

 

La conferencia en Moscú es la última gran reunión ruso-estadounidense sobre cuestiones militares antes de una cumbre de la OTAN en Chicago a fines de mes. Rusia no ha dicho si enviará allí altos funcionarios.

 

Sin un acuerdo de cooperación entre OTAN y Rusia, el Kremlin ha buscado garantías estadounidenses de que todo futuro plan antimisiles no estará dirigido contra Rusia y ha amenazado represalias si no se negocia dicho acuerdo.

0
comentarios
Ver comentarios