El pasado 20 de septiembre avión mexicano con matrícula de cola XB-RXG fue derribado por las Fuerzas Armadas de Venezuela.

Derivado del hallazgo de la aeronave, ha surgido la incógnita, ¿de quién es el avión mexicano derribado en Venezuela? Fuentes indicarían que podría pertenecer a un empresario de Nuevo León.

Según refiere el reporte emitido por Venezolana de Televisión, la televisora oficial del país sudamericano, un avión mexicano fue derribado tras haber cambiado de rumbo e ingresar sin permiso al territorio de Venezuela.

Se trata de un jet ejecutivo North American AviationA-265 SABRELINER, Sabre65, manufacturado por North American Aviation/Rockwell en 1980.

El avión mexicano habría intentado adentrarse en territorio venezolano, aterrizando en una pista clandestina del estado de Zulia, limítrofe con Colombia.

Sin embargo, antes de que pudiera realizar el aterrizaje fue derribado por las Fuerzas Armadas de Venezuela.

Tuit de Domingo Hernández, comandante de la FANB

Cabe destacar que la aeronave voló de Cozumel a Aruba, sin embargo, no existe registro de éste en las plataformas correspondientes, por lo que no se descarta se trate de un vuelo clandestino.

¿A quién pertenece el avión mexicano derribado en Venezuela?

De acuerdo con la plataforma especializada RZJets, el avión mexicano pertenecería a un empresario de Nuevo León de nombre Gerardo Alberto Ayala Salazar.

¿De quién es el avión mexicano derribado en Venezuela?

El empresario de Nuevo León, Gerardo Alberto Ayala Salazar, posee varios negocios familiares, como es la empresa TA División Transportes, SA de CV, que se dedica al servicio público de carga.

También es socio de Megapremios de Interlomas, TA Remolques, Guest House Choice, Suministros Concreteros y Transportes y The Butchers Lab, todas domiciliadas en Monterrey, Nuevo León.

Acorde con el registro de aeronaves, el avión mexicano con matrícula de cola XB-RXG no ha realizado vuelos desde que fue adquirida en 2021.

Por otra parte, datos del registro de aeronaves del gobierno norteamericano, este avión tuvo antes la matrícula N465PD a nombre de la empresa SpyGlass Air de Florida.

Aunado a ello, la aeronave tuvo la matrícula YV415T de Venezuela, entre febrero y julio de 2009, cuando regresó a propiedad de la empresa “Nuevo Horizonte Inc.” de los Estados Unidos.

Hasta que el 3 de enero de 2021, fue vendido a al empresario de Nuevo León, Gerardo Alberto Ayala Salazar, realizando el que se registró como su último vuelo de Miami hasta Toluca.

Avión derribado en Venezuela