5 de diciembre de 2021 | 21:25
Internacional

Alladin Lanim: Detienen al pedófilo más buscado del mundo en Malasia

Las autoridades encontraron al pedófilo Alladin Lanim en un centro de cuarentena Covid-19
Pedófilo más buscado del mundo
Compartir en

Alladin Lanim, el pedófilo más buscado del mundo, ha sido detenido en Malasia.

Las autoridades de Malasia encontraron a Alladin Lanim en un centro de cuarentena estatal de Covid-19, pues el pedófilo estaba cumpliendo un periodo de aislamiento obligatorio.

Esto, tras un viaje de Alladin Lanim a la península de Malasia y luego de 14 años de haber distribuido más de mil archivos de pornografía infantil.

“Era tan prolífico y con tantas víctimas, que por eso se convirtió en una alta prioridad”

Daniel Burnicle, sargento detective.

Alladin Lanim también abusó sexualmente de niños de entre 2 y 16 años jactándose de esto en foros de mensajería en donde compartía grabaciones de sus actos.

En consecuencia, el que fuera el pedófilo más buscado del mundo fue encarcelado en Malasia y gracias a su detención, los niños que tenía contra su voluntad fueron liberados.

Detención de Alladin Lanim, el pedófilo más buscado del mundo

Investigadores australianos tuvieron que ayudar a buscar a Alladin Lanim, el pedófilo más buscado del mundo.

Era el pedófilo más buscado del mundo porque, dice Daniel Burnicle, oficial superior de la Policía Federal de Australia en Kuala Lumpur, acumuló muchas víctimas.

Alladin Lanim, sin embargo, pudo terminar su periodo de cuarentena hasta el pasado 5 de julio, tras lo cual se declaró culpable de 18 cargos de delitos sexuales.

Lo anterior, luego de que los investigadores proporcionaran a los fiscales un paquete de material que identificaba a unas 34 víctimas de las que el pedófilo abusó.

Alladin Lanim ahora ha sido condenado a 48 años de prisión y 15 golpes de bastón en Malasia, por su larga lista de delitos como el pedófilo más buscado del mundo.

Muere de Covid-19 pedófilo de 98 años de edad

En Gran Bretaña, Christopher Stowe, un pedófilo de 98 años condenado por abusar de una menor de edad en 1970, murió de Covid-19 en la cárcel y sólo unos días antes de su cumpleaños.

Para que este pedófilo fuera sentenciado por los abusos sexuales cometidos tuvieron que pasar 50 años, pues a penas fue en abril del año en curso que su víctima por fin obtuvo justicia.

La víctima declaró que el pedófilo le arruinó la vida y la infancia, además que sus ataques la volvieron una persona vulnerable que pasó sus días “sintiéndose inútil y sucia”.