Geek

Los terremotos que han ocurrido en Marte, han sido detectados desde hace un año marciano.

La sonda InSight de la NASA ha detectado fuertes terremotos en la superficie de Marte, en una área denominada Cerberus Fossae en donde se ocurrieron varios movimientos sísmicos.

Los terremotos detectados en la superficie de Marte, fueron de 3.3 y 3.1 en la misma área, misma en la que previamente sucedieron sismos de 3.6; estos se suman a los más de 500 terremotos que InSight ha reportado aunque, los últimos cuatro, han sido de los que mejor registro obtuvieron.

Los llamados “marsquakes” forman parte del estudio de la sonda que intenta comprender de mejor manera el manto y núcleo de Marte, ya que el planeta no tiene placas tectónicas como la Tierra pero sí regiones volcánicas activas que pueden provocar los terremotos.

Los temblores que ocurrieron el 7 y 18 de marzo han dado peso a la hipótesis de que el área de Cerberus Fossae es un centro de actividades sísmicas; en los dos temblores registrados han encontrado que uno fue más parecido “al de la Luna” y otro “al de la Tierra”.

Esto quiere decir que las ondas de los terremotos viajan más directamente a través del planeta, mientras que los provocados en la Luna están muy dispersos: los marsquakes están en un punto medio.

Los terremotos ocurrieron en el verano marciano

De acuerdo a las investigaciones proporcionadas por la sonda InSight, los nuevos terremotos y los anteriores registrados de hace un año marciano -dos años terrestres- han ocurrido durante el verano en el norte de Marte.

Los científicos ya habían predicho que este sería un buen momento para escuchar los terremotos, ya que los vientos serían tranquilos, gracias al sismómetro llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS, por sus siglas en inglés) que es lo suficientemente sensible incluso para que el viento provoque una vibración que oculte los terremotos en Marte.

“Es maravilloso volver a observar marsquake después de un largo período de registro del ruido del viento. Un año marciano después, ahora somos mucho más rápidos en la caracterización de la actividad sísmica en el Planeta Rojo”John Clinton, sismólogo del Marsquake Service de InSight en ETH Zurich