Un estudio realizado por especialistas de la Universidad de McMaster, en Ontario, Canadá, reveló que un ingrediente presente en los Doritos podría provocar una enfermedad intestinal mortal.

Se trata del colorante alimentario “Rojo allura AC”, mejor conocido como “Red 40″, capaz de desatar una serie de enfermedades inflamatorias intestinales en consumidores frecuentes de Doritos.

[object Object]

Este mismo ingrediente es utilizado también en caramelos como los M&M’s, los Skittles (que ya son considerados tóxicos para el consumo), y en refrescos como la Fanta.

Con el “Red 40″, los Doritos alteran el funcionamiento de la barrera mucosa intestinal y dificultan la absorción de sustancias nutritivas, originando enfermedades como la Enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

Los Doritos son tóxicos para la salud

Una investigación publicada en la revista Nature Communications, encontró que un ingrediente de los Doritos aumentan la cantidad de serotonina tras alterar la barrera intestinal.

En consecuencia, afectan la composición de la microbiota intestinal, haciendo a los consumidores más vulnerables a la colitis. Asimismo, existe una correlación entre el consumo del suplemento sintético en cuestión y “ciertas alergias.

[object Object]

Waliul Khan, líder del equipo de investigación, declaró que el hecho de que botanas tan populares como los Doritos contengan el ingrediente “Red 40″ es alarmante, pues se trata de un colorante alimentario sintético desencadenante de enfermedades.

“Este estudio muestra los significativos efectos perjudiciales de este colorante en la salud intestinal, e identifica la serotonina intestinal como un factor crítico que media estos efectos”, expresó.

Además, Khan advirtió que los Doritos también pueden causar trastornos inmunitarios y problemas de comportamiento en los niños, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad”.

[object Object]

El colorante “Red 40″, junto con Yellow 5 y Yellow 6, representaba en 2010 el 90 por ciento de todos los aditivos usados en alimentos en Estados Unidos, según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina del país.

Un experimento hecho en ratones demostró que el “Red 40″ produjo en ellos inflamación y úlceras en el tracto digestivo.