20 de octubre de 2021 | 11:34
Estilo de vida

Remdesivir y baricitinib acelerarían recuperación por Covid-19

Un estudio afirma que la combinación de remdesivir y baricitinib ataca más rápidamente al coronavirus 
Paciente
Compartir en

Un estudio clínico avalado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés), que dirige desde hace 36 años el principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, sugiere que los pacientes con coronavirus mejoran más rápido con remdesivir y baricitinib.

El resultado de la combinación de ambos medicamentos permitiría acortar el tiempo de recuperación de los enfermos hospitalizados por coronavirus, según apunta la investigación publicada este viernes 11 de diciembre en The New England Journal of Medicine.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos intentaron atajar los síntomas inflamatorios que causa el Covid-19 probando una mezcla de remdesivir, de la biofarmacéutica Gilead Sciences, con baricitinib, que se usa normalmente contra la artritis reumatoide en una escala de moderada a grave.

Así, del 8 de mayo de este año, contaron la participación de mil 33 voluntarios con coronavirus de ocho distintos países que recibieron de manera aleatoria un tratamiento diferente: unos tomaron de manera oral baricitinib, además de que se les inyectó remdesivir, mientras que otros recibieron un placebo que parecía baricitinib, aunado a que se les administró el antiviral.

Remdesivir y baricitinib reducirían el tiempo de hospitalización

Lo que pasó fue que la combinación de ambos medicamentos sirvió para reducir el tiempo de ingreso hospitalario hasta ocho días, siendo los pacientes que necesitaron algún tipo de oxigenación de alto flujo o de ventilación no invasiva los más beneficiados, ya que el tiempo medio de recuperación pasó de 18 a 10 días.

Los resultados llegan en un momento clave donde Estados Unidos registra más de 200 mil casos diarios de coronavirus, y cerca de 3 mil por día. No obstante, los científicos prefirieron aconsejar cautela y reconocieron que son necesarios más estudios que puedan revisar sus conclusiones.