Estilo de vida

La carne aumentaría riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiacas: Estudio

CarnePixabay

La probabilidad de padecer alguna enfermedad crónica se relacionó con la cantidad de ingesta de carne por semana

Un nuevo estudio ha revelado que aquellos quienes consumen de manera regular carne roja, procesada o de ave tres o más veces a la semana, podría aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiacas o crónicas como diabetes y neumonía.

De acuerdo a un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford y a su estudio publicado en la revista BMC Medicine, la carne roja, procesada y de ave consumida tres veces a la semana o más, tendrían un efecto negativo en la salud de las personas, en especial en aquellas con un alto índice de masa corporal.

El análisis de la investigación respecto al consumo de carne se basó en historiales médicos de al menos 47 mil pacientes británicos de mediana edad, en donde se estudió a profundidad su dieta, la cantidad de veces que ingresaron al hospital y los datos de mortalidad con una media de 8 años.

“Por término medio, los pacientes que declararon consumir carne con regularidad tenían más comportamientos y características de salud adversas que los participantes que comían carne con menos regularidad”Estudio

Consumo de carne afectaría incrementa riesgos en personas con obesidad

El estudio puntualiza que debido a la alta concentración de ácidos grasos en la carne roja procesada y no procesada, así como una mayor ingesta en la carne de ave, puede producir un riesgo de padecer diferentes enfermedades, especialmente en personas con obesidad como:

  • Cardiopatía isquémica 
  • Neumonía 
  • Enfermedad diverticular 
  • Pólipos en el intestino grueso 
  • Diabetes 
  • Aumento de colesterol malo 
  • Gastritis 
  • Duodenitis (enfermedades de la vesícula)

Los científicos encargados del estudio sobre el consumo excesivo de carne roja y de aves, aseguraron que los índices de masa corporal (IMC) fueron un factor importante al momento de la elaboración del estudio ya que los riesgos se redujeron de manera importante en un IMC menor.