September 17, 2019 14:57


¿Ahorrar? Kakebo, el método japonés que te ayudará a cuidar tu dinero

alcancía ahorro kakebo
alcancía ahorro kakeboFabian Blank / Unsplash

Guardar dinero debería ser uno de tus objetivos y estos consejos te ayudarán.

Es un hecho que a los mexicanos nos cuesta mucho ahorrar y en muchos casos, es algo que está por completo descartado, sin importar los ingresos, la clase socioeconómica o la ocupación. 

Según datos de Condusef, al menos el 40% de la población en México admite no ahorrar. Parece una cifra no tan mala, pero si tomas en cuenta que todos podemos tener una emergencia o que inevitablemente todos llegaremos al momento en que no podamos seguir trabajando, la cifra debería ser del 100 %. 

Puedes leer: Él ha tenido más dinero que nadie en la historia

Pero sabemos que quitarle una tajada al sueldo para meterlo al cochinito no es fácil, por eso queremos contarte del método Kakebo que fue inventado en Japón y promete ayudar a cualquiera a cumplir este objetivo. 

Cuando la periodista Hani Motoko inventó este método a principios del siglo XX su idea era ayudar a las mujeres amas de casa a llevar la administración de las finanzas del hogar con mayor eficacia. 

¿Cómo funciona el kakebo?

El Kakebo no es un método que te obligue a hacer nada, más bien fomenta en ti la reflexión y el interés en saber en dónde está tu dinero y si podría usarse de mejor manera. 

Para llevarlo a cabo, debes llevar una agenda, igual a la que usas para anotar tus actividades, pero en esta llevarás un control detallado de tus ingresos y egresos, O sea, de lo que ganas y lo que gastas. 

Puedes leer: ¿Quieres organizar tu vida con Marie Kondo? Esto te costaría llevarla a tu casa

Al inicio de cada mes, debes escribir cuánto dinero percibirás. Luego irás anotando tus gastos divididos en tres categorías: 

- Indispensables: renta, comida, servicios, pagos de tarjeta, etc. 

- Gastos de ocio: todo eso en lo que gastas dinero para divertirte. 

- Gastos extra: lo que le pagaste al veterinario porque se enfermó el perro, la ponchadura de una llanta, gastos médicos emergentes, etc. 

A final de cada mes, debes sumar y restar todo y hacer un balance. La idea es que los números no sean rojos, pero quizá no te salga a la primera, ten paciencia. 

Lo importante es que hagas un análisis de en qué se está yendo tu dinero y de qué puedes prescindir o qué puedes hacer para mejorar la situación financiera. 

Por último, tienes que ponerte metas de ahorro realistas y que estés dispuesto a cumplir; verás que cada vez será más fácil. 

Con información de Noticieros Televisa. 

0
comments
view comments