Amanda Quintana, tatuadora y “artista visual” realizó una intervención no autorizada a un mural de la Capilla de la Ex Hacienda de Arroyozarco de Aculco, Estado de México; pero el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) frenó la “restauración”.

Tras recibir una denuncia ciudadana el viernes 1 de abril, el INAH decidió inspeccionar la capilla donde descubrió que se había generado un daño a la obra, pues detectó la aplicación de pintura a secciones del mural histórico, así como a cenefas y remate por personal no autorizado.

[object Object]

El comunicado del INAH, difundido el día de ayer 2 de abril, notificó que el daño causado a la obra abarca una extensión de 2 metros cuadrados e informó que en los próximos días, expertos en conservación y restauración del Centro INAH, Estado de México, integrarán el diagnóstico detallado de la intervención, así como la propuesta de resarcimiento de daños.

De igual manera se hizo de conocimiento público que las autoridades eclesiásticas locales y de la Diócesis de Atlacomulco se comprometieron a apoyar al INAH en cualquier requerimiento que solicitaran, con tal de reparar los daños generados por la tatuadora.

Asimismo, el INAH resaltó que la Capilla de la Ex Hacienda de Arroyozarco de Aculco es parte importante de la historia de Camino Real de Tierra Adentro, el antiguo ‘Camino a Santa Fe’, pues era la monumental ruta comercial que iba desde la CDMX hasta Santa Fe, Nuevo México en Estados Unidos en el siglo XVI.

El INAH no ha hecho mención de si se aplicarán cargos en contra de la tatuadora Amanda Quintana por irresponsablemente intervenir sin autorización una pieza histórica y dañarla durante el proceso.

Restauración a Capilla, el “Ecce Homo” de México

El historiador y escritor Javier Lara Bayón fue quien denunció el hecho en su cuenta de Twitter, donde desglosó “un hilo” evidenciando a la tatuadora y explicando la importancia del inmueble a nivel histórico.

En las publicaciones el historiador mencionó que la obra data del siglo XVIII, la cual fue construida por jesuitas y es “un edificio lleno de historia en ese punto importantísimo del Camino Real de Tierra Adentro”.

Asimismo, el historiador comparó la situación con el famoso caso del Ecce Homo de Borja en España, donde un retoque a la pintura del siglo XIX terminó arruinando por completo la creación original.

[object Object]

El historiador recuperó el video que la misma tatuadora publicó en su cuenta de instagram, donde se le ve haciendo la intervención al inmueble.

Finalmente el historiador mencionó que la tatuadora tenía una semana de haber llegado y “con total irresponsabilidad decidió ‘restaurar’ la pintura mural de Arroyozarco”.

“El resultado es desastroso. Ella misma ha publicitado en Instagram su intervención”.

Javier Lara Bayón