21 de octubre de 2021 | 15:54
Famosos

Lyn May revela que sacó a su esposo de la tumba y dormía con su cuerpo

“Sí lo desenterré, lo tenía ahí siempre en mi cama. Mi mamá peleaba todos los días conmigo, me decía ‘no lo vas a dejar descansar’", contó Lyn May
Lyn May
Compartir en

Lyn May, la actriz y vedette famosa por su incursión en el cine de ficheras, hizo una sorprendente revelación sobre los extremos a los que llegó por el amor que le tuvo al restaurantero chino Antonio Chi-Xuo, con quien estuvo casada durante 25 años, hasta que la muerte lo arrebató de su lado.

En entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante, Lyn May reveló que ante lo insoportable que le resultaba estar separada de su marido, decidió sacarlo de la tumba para para seguir durmiendo con su cuerpo al lado.

“Sí lo desenterré, lo tenía ahí siempre en mi cama. Mi mamá peleaba todos los días conmigo, me decía ‘no lo vas a dejar descansar’"<br>

Lyn May

¿Por qué Lyn May sacó a su esposo de la tumba?

La vedette, quien suele ser muy abierta sobre sus asuntos íntimos, revelando incluso detalles sobre su vida sexual, comentó que el dolor de haber perdido a su esposo la orilló a vivir con su cadáver por un tiempo, hasta que finalmente su madre la hizo entrar en razón.

“Yo no lo soltaba, era mi pareja, viví 25 años con él, un matrimonio de 25 años. No lo quería dejar ir, lo quería… En las noches [mi madre] me decía ‘hija, déjalo descansar, déjalo que se vaya’, yo decía no, no lo voy a dejar ir hasta que un día mi mamá me convenció”

Lyn May

La actriz dijo que todo esto fue motivado por el profundo amor que le tuvo a su esposo, sentimiento que incluso la convenció de llegar al altar de su brazo.

“Fue con el único con el que me casé por la iglesia, por todas las leyes, porque fue un gran hombre”

Lyn May

Lyn May afirma que su vida estuvo llena de buenos hombres

En ese sentido, Lyn May afirmó que su vida ha estado llena de buenos hombres y lo mejor de todo, dijo, es que nunca le ha tocado tener una suegra.

“Tuve mucha suerte con los hombres. Me tocaron unos hombres tan buenos, excepto el padre de mis hijas, las dos primeras. Guillermo y Antonio fueron los mejores que me tocaron. Los demás, muy buenos para la cama”

Lyn May